Por muchos años la Liga italiana tuvo el mito de ser la más difícil de Europa para los delanteros. Si triunfabas allí, tenías seguro ser un atacante letal casi en cualquier torneo del mundo. Con ese estigma llega Hirving Lozano al Napoli y al campeonato donde Diego Armando Maradona derrotó al catenaccio, donde una entrada brutal tuvo fuera casi un año al brasileño Ronaldo y donde maravilló Marco Van Basten con el Milán. Ésta será la casa del mexicano por las próximas cinco temporadas.

Pero el mito de que Italia tiene el campeonato más complicado para los delanteros es debatido por los datos.

La temporada pasada la Serie A fue la segunda —de las cinco más importantes de Europa— donde más goles se marcaron con 1,019, superada solamente por la Premier League (1,072). Es decir, hubo más anotaciones en Italia que en España, Alemania y Francia, todos los torneos con 20 clubes a excepción de la Bundesliga y con un prestigio de ser espectaculares.

“Quiero dar lo mejor de mí, para el equipo y el entrenador. Todavía tengo mucho que aprender y aquí quiero trabajar mucho para crecer. Conozco mucho la Serie A. Para hacerlo bien será importante la palabra de Ancelotti”, mencionó Lozano durante su presentación.

¿De dónde viene el prestigio de liga defensiva?

La Liga italiana por muchos años se hizo famosa y temida por la llamada técnica del catenaccio, que fue un sistema defensivo que se instauró en Italia en los años 50 y que se fue perfeccionando con entrenadores como Giuseppe Viani que entrenaba al Salernitana; Nereo Rocco con el Milán al que hizo campeón de Italia y Europa en los años 60; su explosión con Helenio Herrera e Inter de Milán hasta Arrigo Sacchi en los 90 que dominó Europa.

El catenaccio se podría definir como un sistema defensivo que creó la posición de líbero, un hombre detrás de los dos defensas centrales para tener mayor seguridad.

Así es como creó su mito de futbol italiano a nivel internacional. Los equipos contrataban a los mejores defensas del mundo, ahora eso cambió. El mercado explotó con la Premier League y LaLiga y con dinero se empezaron a llevar a los zagueros más cotizados.

Los defensas más cotizados no están en Italia

De acuerdo con Transfermarkt, ahora Italia tiene dos de los 10 defensas con mayor coste en el mundo, eso sí, los dos entre los primeros cinco: Matthijs de Ligt (Juventus) y Kalidou Koulibaly (Napoli). Pero entre los 25 con mayor precio sólo hay cuatro que están en la Serie A, el resto se los reparten entre Inglaterra, Alemania, Francia y España.

Otra de las posiciones que son clave en cualquier sistema defensivo son los llamados medios de contención y ahí la Liga italiana sólo tiene a un representante entre los 10 más valiosos del mundo en esa posición: Miralem Pjanic (70 millones de euros).

En la actualidad el mercado y la capacidad económica de los clubes define dónde están los mejores o al menos los que en una o dos temporadas han sido protagonistas. Entre los 25 futbolistas más valiosos del planeta, sólo uno está en la Liga Italiana: Cristiano Ronaldo, empatado con otros cinco jugadores que tienen un precio de 90 millones de euros.

La importancia de los campeonatos se puede medir en las finales europeas disputadas. La Liga italiana ha participado en tres finales de Champions League en los últimos 10 años y la última vez que alzó la copa fue con el Inter de Milán en la campaña 2009-10. Y en la Europa League el último trofeo que levantaron fue en 1998-99 cuando Parma derrotó al Marsella y el torneo todavía se llamaba Copa de la UEFA.

Hirving Lozano podría debutar este sábado cuando Napoli se enfrente a la Juventus. Ambos equipos son los máximos candidatos a ganar el Scudetto esta temporada. Así que, según los datos, Hirving no llega a la Liga defensiva más poderosa del mundo, sino a la segunda más goleadora entre las cinco más importantes de Europa.