“Las marcas lo que necesitan es gente que esté viendo los partidos, que se meta a redes sociales, a las plataformas digitales y sin lugar a dudas el Atlético de Madrid es un equipo muy atractivo en esos aspectos. Pasar de la Liga Portuguesa a la Española es un cambio sustancial para Héctor Herrera”,explicó a El Economista Rodrigo Morales, director de la agencia de representación de jugadores Team Wass.

Nike, como patrocinador del mediocampista mexicano, tiene una forma de operar sus contratos. En este caso, implicaría que el cambio a un equipo de mayor jerarquía signifique un aumento en bonos económicos para el futbolista.

“Un ejemplo son los jugadores que pasan de México a Europa. Las marcas de calzado aumentan de dos a tres veces el dinero que recibían cuando pasan de Liga MX al viejo continente”, mencionó el especialista.

Los patrocinios pueden ser desde utilería, ropa, tenis y otros productos, hasta contratos millonarios.

De la misma manera que tienen bonos por mejorar el equipo en el que juegan o buen desarrollo deportivo, la falta de minutos o asistencia a partidos con la Selección Mexicana involucra descuentos en los premios económicos establecidos.

En el caso de Herrara, que durante este año no ha jugado ningún partido con México, Nike no le pagaría cierta cantidad establecida “por representar a su selección”.

A las marcas les interesa que los jugadores tengan actividad en torneos internacionales.

A pesar de temas comerciales, la cuestión deportiva es determinante. Establecerse como jugador titular y destacar con el equipo involucrará un mayor interés por parte de aficionados, medios de comunicación y marcas.

Así ocurrió con el delantero mexicano Raúl Jiménez, quien se encontraba rezagado en el Benfica y con su fichaje por el Wolverhampton, donde en la temporada pasada fue el máximo anotador con 13 goles, lo que significó ser uno de los futbolistas mexicanos más atractivos.

Durante su paso por el Benfica, Jiménez tenía un promedio de 2,700 interacciones en Twitter. Actualmente por tuit genera alrededor de 12,900 reacciones por parte de sus seguidores. Casi cinco veces más de las que producía hace un año.

“El fichaje ampliará de manera importante la base de seguidores del equipo en México, y ello resultará adicionalmente en dos cosas: el interés de los patrocinadores por el Atlético San Luis en México y el acercamiento de patrocinadores con marcas globales hacia Héctor Herrera como embajador de marca y el interés de las marcas por sumarse a las transmisiones de los partidos del Atlético de Madrid en México”, explicó a este diario, Alejandro Rosas Flores, especialista legal en patrocinios deportivos.

Herrera en su nuevo equipo asegura proyección global, a causa de que el conjunto dirigido por Diego Simeone fue el cuarto con mayor audiencia en la Liga Española durante la temporada 2018-19, con un total de 8.9 millones de personas que observaron los partidos del conjunto colchonero en cada una de las jornadas del campeonato, según datos proporcionados por el diario Marca.

Es el segundo torneo liguero más visto en el mundo con una audiencia promedio de 457,035 personas por partido, sólo superado por la Liga Premier de Inglaterra, con 819,000 televidentes.

El Atlético es un recurrente competidor en la UEFA Champions League, en la que ha logrado asistir a dos finales en los últimos seis años. El nivel deportivo de su nuevo equipo hará a Herrera sumar en la vitrina internacional.

El beneficio del traspaso involucra también extender el negocio del Atlético de Madrid en Norteamérica.

[email protected]