El técnico brasileño de Sudáfrica, Carlos Alberto Parreira, indicó este lunes que pensaba hacer cinco cambios para el partido final del grupo A ante Francia, en el que los Bafana Bafana se jugarán una chance remota de pasar a octavos de final del Mundial.

Los Bafana Bafana deberán golear a Francia en Bloemfontein, el martes, y esperar que mexicanos y uruguayos no empaten en su duelo que se disputa a la misma hora en Rustenburgo para seguir soñando, algo que todavía defiende Parreira.

"Habrá cinco cambios en el equipo", afirmó Parreira en la ciudad del estadio Free State.

Los cambios incluirían reemplazos por jugadores suspendidos, Kagisho Dikgacoi y el portero Itumeleng Khune, aunque el entrenador brasileño rechazó revelar la formación titular.

"Matemáticamente, si Uruguay o México ganan y hay un vencedor aquí por dos goles de diferencia sería posible", afirmó el carioca, refiriéndose a las posibilidades que tienen los Bafana, que chocan con una Francia que llegará también con opciones de clasificación, pero en medio de un caos interno.

"Estoy seguro de que los jugadores no harán ningún trato, 'OK empatemos este partido'. Tal vez uno de los dos no quiere jugar contra Argentina, irá por el triunfo por lo que nunca se sabe qué puede pasar por sus cabezas", aseguró.

"La realidad es que no dependemos de nosotros mismos. Necesitamos resultados de otros equipos. Pero eso no afecta nuestra motivación para el partido", explicó el ex técnico de la Seleóao.

Por otro lado, Parreira negó que lo avergüence convertirse en el primer técnico de la historia que no logra hacer pasar a segunda ronda al conjunto anfitrión, argumentando que Sudáfrica tuvo un grupo muy duro con dos ex campeones mundiales y un México muy en forma.

"El grupo era muy duro. Creo que va a ser triste. Me voy a quedar desilusionado, pero no lo considero un fracaso. Algún día iba a pasar" que el anfitrión no pase a octavos.