La Fórmula 1 se dirige a Austin por primera vez en dos años, el circuito donde reina Mercedes. Con excepción de una carrera, la escudería ha ganado todas en el Circuito de las Américas desde 2014 y en los ocho eventos celebrados en Austin, Lewis Hamilton ha sido el campeón cinco veces.

Sin embargo, Mercedes no debe confiarse, pues ha sido la temporada de Max Verstappen, quien se ha desempeñado positivamente en Austin: terminó tercero en 2019, segundo en 2018 y cuarto en 2017. Hamilton, Bottas y Verstappen subieron al podio en 2019.

Hamilton, que está seis puntos detrás de Max Verstappen se ha negado a admitir que habrá carreras en las que Mercedes será segundo después de Red Bull. Lo que sigue, sin embargo, es el Gran Premio de México, donde Red Bull ha ganado dos veces en los últimos cinco años.

“Es importante ganar todas las carreras de alguna manera, ya sabes, maximizando nuestros puntos, ese es nuestro objetivo en las próximas seis carreras. Va a ser increíblemente difícil y habrá momentos en los que tal vez podamos sacarlos (de Red Bull) y no me gusta asumir que México no va a ser fuerte, pero por lo general son muy fuertes en México”.

El piloto británico habló de un crecimiento en el interés del Gran Premio de Estados Unidos dentro del público estadounidense y recordó su primera carrera en el 2007 en Indianápolis.

“Creo que ya sabíamos desde el principio que aquí había un gran potencial. Mi primera carrera fue en 2007, pero ya he estado en una carrera de NASCAR, he estado en un juego de la NFL, un juego de la NBA, ya he visto cómo es, aquí están locos por los deportes”.

En la carrera pasada en Turquía, Verstappen no pudo seguirle el ritmo de Hamilton. En el circuito de Estambul Red Bull logró un doble podio cuando Sergio Pérez terminó detrás de Verstappen y el holandés superó a Hamilton en cuatro de los últimos cinco Grandes Premios. En el campeonato de constructores Red Bull está 36 puntos detrás de sus rivales.

"Quiero decir, no me preocupa, porque no hay nada que puedas hacer al respecto. Pero tenemos que concentrarnos en nuestro lado. Creo que hay algunas cosas que podemos hacer mejor, y volvimos a aprender mucho en Turquía”.

El piloto neerlandés Max Verstappen no se mortifica por conseguir el campeonato de la Fórmula 1 y aseguró que no le cambia la vida el hecho de conseguir el título.

"Para ser honesto, para algunos sí cambia tu vida, pero para mí no. Por supuesto que es mi objetivo, y siempre trataré de hacerlo lo mejor que pueda, pero no va a cambiar mi vida en términos de cómo la vivo o lo que voy a hacer después", declaró Verstappen en una visita a ExxonMobil.

deportes@eleconomista.mx

kg