Nadie en la historia de la F1 ha alcanzado más victorias que Lewis Hamilton (Mercedes). El veterano piloto de 36 años alcanzó este fin de semana, en el circuito de Sochi, Rusia, el centenar de triunfos y retomó el liderato en el campeonato de pilotos por delante de Max Verstappen (Red Bull), quien remontó desde el último lugar en la línea de salida para concluir con el segundo puesto por delante de Carlos Sainz (Ferrari).

“Me tomó mucho tiempo llegar a 100 y, a veces, no estaba seguro de que llegaría”, dijo Hamilton. Fue su quinta victoria de la temporada y la primera desde el Gran Premio de Gran Bretaña en julio.

Hamilton acumula 15 temporadas en la F1, en las que se ha adjudicado siete campeonatos de pilotos, 101 pole positions, 176 podios, al menos un triunfo cada año y ahora un centenar de victorias. Con participación en 281 Grandes Premios, su efectividad es de 35.5%.

Además de su innegable habilidad al volante, la experiencia en el deporte motor es una de las ventajas que ha tenido en su carrera. Se convirtió, a los 13 años, en el piloto más joven en haber sido contactado por un equipo de F1 cuando firmó con el programa de apoyo a jóvenes de McLaren y Mercedes-Benz. Sólo Kimi Raikkonen, campeón en 2007, y Fernando Alonso, campeón en 2005 y 2006, lo superan en edad y Grandes Premios corridos.

Hamilton ha señalado que parte de su éxito se debe a la química con su equipo, la confianza en sus capacidades y el conocimiento de su trabajo, en marzo señaló: “Sé todo sobre el coche, lo estudio todos los años. Me aseguro de trabajar con personas que son mucho más inteligentes que yo y hago que me eduquen todos los años. Si no entiendo algo simple y suena tonto porque no lo entiendo, no me importa, hago la pregunta, para poder darles una mejor explicación de lo que quiero de un automóvil. Cuando tienes esa colaboración, te ayuda a construir el mejor auto y ganar”.

La consistencia es una de las cualidades que más resaltan sus compañeros en la parrilla, pues una de las polémicas más comunes en torno al éxito del británico es si se debe al auto o es mérito de él.

Sin embargo, compañeros como Daniel Ricciardo, Charles LeClerc, Max Verstappen o Valtteri Bottas señalan que estar en ese punto competitivo semana tras semana es algo que lo diferencia del resto.

“La gente diría que es un gran coche, un gran equipo, sí, pero para mantener ese nivel y estar allí semana tras semana, hay mucho más en juego con este deporte”, dijo el australiano Ricciardo cuando Hamilton se hizo de su sexto campeonato.

La carrera del veterano piloto está lejos de su fin, ya que Hamilton será piloto de Mercedes al menos hasta 2023 gracias a su más reciente renovación. A falta de seis carreras de la temporada, se enfila hacia su octavo título de pilotos.

deportes@eleconomista.mx