¿Qué hace tan exitosos a los boxeadores kazajos en Juegos Olímpicos? “Kazajistán es el noveno país más grande del mundo. Esto significa que nuestros ancestros se esforzaron para mantener este gran territorio. Esta fortaleza, vigor, coraje han sido otorgados a la siguiente generación en el linaje”, expresó Myrzagali Aitzhano, entrenador de box, en el documental Feed The Flame.

El box es una de los disciplinas que más medallas le ha dado a Kazajistán en Juegos Olímpicos, desde que participan como nación en Atlanta 1996. Suman un total de 22 preseas en la rama femenil y varonil —siete de oro, siete de plata y ocho de bronce— y se ubican en la décima posición entre las naciones que más medallas obtienen en dicha disciplina.

En el caso de los hombres, una cuarta parte de sus pugilistas han logrado medallas en dos ediciones de las justas olímpicas y es la misma proporción de atletas que se ha convertido en profesional, lo cual no es un proceso sencillo.

Gennady Golovkin cuenta en la carta que escribió para el portal The Players’ Tribune que, aunque vence a pugilistas profesionales, no logra conseguir un contrato para ser profesional. Al menos en Kazajistán no lo lograría y a los 22 años decidió dejar el box, lo cual se postergó por casi nueve meses y retomó su carrera en Alemania, donde peleó por cuatro años —nación en donde acumuló la mitad de sus victorias. Fue en el 2010 cuando se mudó a Estados Unidos en busca de mejores oportunidades.

Los boxeadores kazajos que más peleas acumulan en el ámbito profesional son Vassiliy Jirov (fue campeón del mundo de los pesos cruceros durante cuatro años, por la Federación Internacional de Boxeo) y Gennady Golovkin (campeón en peso medio del Consejo Mundial de Boxeo, Asociación Mundial de Boxeo, Federación Internacional de Boxeo y Organización Mundial de Boxeo).

El entrenador de boxeo y miembro del Salón de la Fama, Ignacio Beristáin explicó: “Los tienen restringidos en cuanto al profesionalismo. Los entrenamientos que hacen ellos es diferente al boxeo latino y les ocasiona muchos problemas a los boxeadores latinos (...) el estilo es netamente amateur, boxean sin cometer faltas y sin agacharse”.

Añadió: “Ellos atacan en línea recta y se defienden en línea recta, generalmente no dan muchos pasos laterales, que es una especie de recurso de adorno para ser más espectacular. Fintan mucho, pero son fintas que el peleador latino y estadounidense no están acostumbrados a hacer, le genera dificultades arriba del ring”.

De los pugilistas kazajos que fueron y son profesionales, no suman más de cinco derrotas. Vassiliy Jirov registró una marca de 38 victorias y tres derrotas; Golovkin está invicto con 38 victorias y un empate, mientras que con una carrera más corta tanto Ivan Dychko como Daniyar Yeleussinov no han perdido.

Eduardo Lamazón, comentarista de box, enfatizó la técnica de los pugilistas de dicha nación.

“Son chicos que son fuertes por su raza, por su naturaleza, de tal manera que juntas dos virtudes: la capacidad técnica con la capacidad física que son un respaldo en las peleas”.

•••

“Gennady es un ídolo. Tras cada pelea vienen más y más jóvenes que quieren boxear y ven cómo ha ayudado a que Kazajistán sea conocido en todo el mundo”, expresó para HBO el entrenador de box Kalym Kenzhayev. Él trabaja en el Centro Olímpico de Karagandá, en donde se desarrolla uno de los mejores programas de deporte amateur en el mundo.

GGG obtuvo la medalla de plata en Atenas 2004 y dos años después debutó como profesional.

El campeón mundial en peso medio en 12 años de carrera ha ganado 87% de sus peleas por la vía de nocaut y, en promedio, le bastaron 4.3 rounds para terminar con sus rivales —los enfrentamientos ante Daniel Jacobs y Saúl Álvarez llegaron hasta el episodio 12.

Lamazón mencionó que “es un atleta poco versátil, no puede cambiar los planes de pelea sobre la marcha, porque no tiene otra forma de pelear más que la que le conocemos. Es una locomotora, que va hacia delante, que tiene mucha fuerza en las piernas, usa muy poco la mano derecha, pero cuando la saca es letal y por eso ha conseguido tantos nocauts”.

En el duelo número 40, que enfrentará el próximo 15 de septiembre, el kazajo busca dejar atrás la marca de Bernard Hopkins de 20 defensas exitosas en peso medio e imponer su récord.

Sobre su entrenador, Abel Sánchez, el comentarista de box dijo que “lo ha optimizado. Los recursos que tiene los ha hecho manifestarse en su mejor versión, tratar de no cometer errores, hacer una estrategia de pelea”.