El futbol chileno es una de las claves para explicar el éxito de Necaxa con sus fichajes. El equipo de Aguascalientes ha ido de cacería al futbol sudamericano para contratar refuerzos a bajo costo y en algunos casos venderlo casi 60 veces más caro de lo que adquirieron, como el caso de Víctor Dávila.

Considerando las temporadas 2017-18 a 19-20, el conjunto mexicano ha traído a nueve futbolistas que militan en clubes del futbol chileno. La última joya es Maximiliano Salas, por el que pagaron 2 millones de euros al modesto club O’Higgins y junto a José Juan Macías (León), es el líder de goleo del campeonato mexicano con seis anotaciones.

Necaxa se ha convertido en uno de los mejores equipos de la Liga MX que hace contrataciones del extranjero a muy bajo costo, con alta rentabilidad deportiva y económica.

Por ejemplo, Víctor Dávila —procedente del Huachipato— es la venta más cara del club en su historia: Pachuca pagó 10.6 millones de euros cuando lo compró a sólo 180,000 euros, según documenta Transfermarkt. Es decir, la venta fue 58.8 veces más alta de lo que lo adquirieron.

Lo mismo ocurrió con Brian Fernández, quien llegó del Racing de Argentina por 600,000 euros y lo vendieron al Portland Timbers en 9 millones una semana antes de que el club iniciara la Liguilla, pero los negocios son negocios. El mismo camino parece andar para Maximiliano Salas.

Necaxa ha tejido una red de contactos en Sudamérica que le han ayudado a tener conocimiento directo de futbolista que tienen calidad y pueden funcionar en el futbol mexicano.

En varias ocasiones no se fijan en los grandes clubes, sino en los de segundo o hasta tercer nivel para comprar a bajo costo.

Si consideramos las últimas tres temporadas (2017-18, 2018-19 y 2019-20), han llegado al club nueve jugadores procedentes de equipos chilenos: O’Higgins, Curicó, Colo Colo (dos futbolistas), Universidad Católica (dos), Huachipato (dos), Santa Cruz.

Entre Dávila y Brian gastaron 780,000 euros y el valor de las ventas ascendieron a 19.6 millones.

Para contratar a Maximiliano Salas consultaron al técnico del equipo y quien militó muchos años en México, Marco Antonio el Fantasma Figueroa, quien lo recomendó ampliamente.

Chile y sus jugadores han sido una de las bases más importantes para Necaxa en los últimos cinco años: Manuel Iturra, Edson Puch, Matías Fernández, Marcelo Allende, Víctor Dávila, Bryan Carvallo, Marcos González, Igor Lichnovsky, Luis Felipe Gallegos, Bryan Carvallo, Pedro Campos, Martín Lara y Juan Delgado son algunos de los que han recalado en el futbol mexicano, algunos llegan del futbol chileno y otros de otras regiones del mundo.

Esta temporada, tras la salida de Mario Hernández Lash, Santiago San Román es el nuevo director deportivo y Alberto Clark llega como gerente deportivo. Desde el 2017, a Lash se le atribuye el éxito en la gestión de fichajes de jugadores sudamericanos como Carlos González, Brian Fernández, Víctor Dávila o Igor Lichsnovsky.

“Considero que Memo Vázquez es uno de los mejores técnicos mexicanos.

Además de compartir mi experiencia vengo a aprender mucho de Memo Vázquez y será un privilegio. Hay muchos equipos que no cuentan con la infraestructura que tenemos. Cuesta mucho en todo, en dinero, trabajo y energía. Queremos que al tener mejores ingresos podamos restar las ventas de jugadores”, acotó San Román el día de su presentación.

El directivo dejó la presidencia de los Alebrijes de Oaxaca del Ascenso MX, con quienes ganó el título del Apertura 2017.