El instructivo para superar una crisis económica desde el punto de vista neoliberal indica que, después de la devaluación de la moneda, se reduce el gasto corriente, disminuye la inversión y se analizan los procesos de privatización de industrias que controla el gobierno.

En Argentina, durante los últimos meses, la moneda se devaluó 98%, en pocos días pasó de 21 a 40 pesos argentinos por dólar, pero un préstamo por 57,000 millones de dólares por parte del Fondo Monetario Internacional ayudó a detener la caída de la divisa local, que actualmente se ubica en 27 pesos argentinos por cada dólar.

Bajo ese contexto, ha resurgido una iniciativa para convertir los clubes de futbol en Argentina a sociedades anónimas.

El génesis del futbol argentino es asociativo, bajo una figura jurídica de organizaciones sin fines de lucro; pero la crisis económica, el aumento de gastos, la devaluación de la moneda y el mal manejo financiero en algunos clubes han reavivado un proyecto que emana desde el gobierno.

“El presidente Mauricio Macri dijo que la única derrota política que ha tenido fue no haber aprobado la Ley de Sociedades Anónimas Deportivas, cuando en 1999 no convenció a Julio Grondona de impulsar los cambios desde la Asociación de Futbol Argentino (AFA)”, indica Alejandro Casar, periodista de La Nación.

El presidente de Argentina, a través de Daniel Angelici, presidente de Boca Juniors, presentó a la Asociación de Futbol Argentino la propuesta para que los clubes tengan la opción de cambiar su personalidad jurídica y adoptar un enfoque empresarial y la apertura al capital privado.

El proyecto que se planeaba para someterlo a votación de los dirigentes de la AFA antes del Mundial fue pospuesto y especialistas indican que será en el 2019, después de las elecciones donde Mauricio Macri busca la reelección, cuando una victoria impulsaría la propuesta para la privatización del futbol.

“El debate no es nuevo, hubo un proyecto a finales de los 90, que no tuvo éxito parlamentario, pero no sólo se debe dictar una ley sino modificar el estatuto de la AFA, que permite que sus miembros sólo sean sociedades civiles. En lo inmediato es bastante difícil de implementar”, analiza Pablo Barbieri, abogado y especialista en gestión de entidades deportivas.

El proyecto de privatizar el futbol llega después de que, en los últimos dos años y tras un proceso de elecciones de nuevos dirigentes en la AFA, dejó como presidente a Claudio Tapia.

Se han emprendido proyectos como la Superliga Argentina, un torneo de 30 clubes; la venta de derechos a empresas de televisión privada, con lo que llegó a su fin Futbol para Todos, el programa de transmisiones estatal que impulsó la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner. También se impusieron medidas de control de gasto y pago de deudas de los clubes.

La crisis abre la puerta a la privatización

Para la temporada 2018-2019, los clubes argentinos invirtieron 52.5 millones de dólares en fichajes de jugadores, apenas 43% del monto de inversión de la temporada anterior, cuando el gasto en contrataciones se ubicó en 121.7 millones de dólares.

Los efectos de la crisis económica en Argentina han orillado a los equipos a negociar e imponer un tope al tipo de cambio tan volátil en las últimas semanas.

“Existen negociaciones entre clubes y jugadores para ponerle un tope al valor del dólar, porque en la mayoría de los casos los clubes tienen ingresos en moneda argentina. En esa etapa de reacomodamiento, seguramente se va a generar que haya una emigración de jugadores porque claramente van a ser tentados por mercados más poderosos económicamente”, expresa Pablo Barbieri, abogado argentino especialista en gestión de entidades deportivas.

Según el informe del Observatorio del Futbol CIES, Argentina es el tercer país que más jugadores exporta al mundo, de los cuales 35% se instala en ligas europeas.

Con las crisis, el especialista proyecta un aumento en la salida de jugadores, ya que los clubes ingresan divisas en dólares, que con el tipo de cambio aumenta el monto de transferencia, y los jugadores obtienen mejores contratos de mercados más poderosos.

En opinión de Pablo Cofán, experto en marketing deportivo por el Instituto River Plate, los clubes imponen un tope al aumento del dólar de 30% en los salarios de los futbolistas que tengan establecido su sueldo en dólares, que son los jugadores de equipos como Boca Juniors, River Plate, Independiente, Racing.

“Por otro lado, es negativo para mantener un plantel, ya que son varios los mercados que pueden ofrecer mejores salarios, pero una venta millonaria en dólares puede significar una enorme proporción del presupuesto”, señala Pablo Cofán.

La AFA se beneficia del dólar

No todo son malas noticias para el futbol argentino en épocas de crisis. La AFA cerró el año anterior con un superávit de 100 millones de pesos argentinos y las proyecciones indican que el 2018 también tendrá ganancias, gracias a contratos de publicidad de la selección y a los premios económicos por el Mundial de Rusia 2018.

La Asociación de Futbol Argentino implementó una política de patrocinios regionales, “que ha generado contratos e ingresos en dólares, tomando en cuenta que ha desarrollado una política de sponsoreo en China. Hay una idea de aumentar el peso de la marca selección de Argentina en Asia y otros destinos”, expone el abogado argentino.

Los contratos internacionales de patrocinio que tiene la AFA suman 8 millones de dólares anuales que, con un tipo de cambio a la baja del peso argentino, los ingresos del organismo suman más de 217 millones de pesos tan sólo por patrocinios regionales.

Desde el punto de vista de la asociación de futbol argentino, el panorama es completamente diferente. En la actual gestión, AFA se ha ordenado financieramente, ha cumplido la mayoría de sus compromisos y los clubes que eran deudores de la misma han pagados sus deudas.

Sin embargo, ante la negativa de Lionel Messi de jugar en los partidos amistosos después del mundial, existe la posibilidad de que los ingresos por patrocinios que tiene la AFA con empresas internacionales disminuya, porque “al futuro no sabemos si podremos contar con Lionel Messi para los amistosos y tenerlo para mejorar la negociación con los sponsors”, explica Pablo Cofán.

Las medidas de Macri en el futbol

—Canceló el programa Futbol para todos, mediante el cual las transmisiones de los partidos del futbol argentino eran por televisión abierta, con un contrato por 600 millones de pesos argentinos al año que pagaba el gobierno.

—A través de Daniel Angelici y los nuevos dirigentes de la AFA, vendieron los derechos de televisión de la Superliga Argentina a Fox Sports y Turner por 3,500 millones de pesos argentinos al año.

—El 29 de noviembre, en asamblea de clubes, la AFA pondrá a debate la propuesta de Daniel Angelici de introducir las Sociedades Anónimas Deportivas en el futbol Argentino.