Aston Martin, el prestigioso fabricante británico de coches de lujo, prepara su asalto a la Fórmula Uno a través de la compra de la escudería Force India, donde corre el piloto mexicano Sergio Pérez y quien este año ha firmado su mejor temporada desde que llegó al Gran Circo.

Marca fundada en 1913 y asociada con los vehículos de lujo y alto rendimiento, Aston Martin ya ha iniciado las negociaciones para comprar Force India y tener un equipo propio en el Gran Circo de la Fórmula Uno. Los movimientos de Aston Martin fueron desvelados en el Gran Premio de México, disputado del 30 de octubre al 1 de noviembre en el circuito Hermanos Rodríguez.

Bob Fernley, director adjunto de Force India, admitió públicamente las negociaciones de la escudería con la prestigiosa marca británica: Es un problema de los accionistas y una discusión que lleva Vijay (dueño del equipo) . Fernley no quiso profundizar sobre el estado de las negociaciones.

McLaren perdió 33 mde

Que la aventura de McLaren en la Fórmula Uno ha ido de más a menos en los últimos años no es un secreto. El abandono de Mercedes para formar su propio equipo, la llegada de un nuevo fabricante (y el trabajo extra que ello conlleva) y la falta de patrocinadores han hecho que el equipo llegue apenas a ser la sombra de lo que fue.

A estas preocupaciones se suma una más, pues se publicaron las cuentas del Grupo McLaren del año pasado, en las que se registran pérdidas de más de 33 millones de euros. Desde Woking afirman además que gran parte de esas pérdidas provienen del equipo de Fórmula Uno, un total de 20 millones de euros.

Uno de los handicaps para el equipo de cara al futuro, además de mejorar los pobres resultados de esta temporada, sería conseguir más patrocinadores si no quieren que el agujero se haga más y más grande.