Montecatini Terme. El italiano Roberto Ferrari (Androni) se impuso al sprint en la 11 etapa del Giro de Italia, la más larga de la prueba con un recorrido total de 258 kilómetros, este miércoles entre Assís y Montecatini Terme, mientras que el español Joaquim Rodríguez sigue líder.

Purito Rodríguez (Katusha) conservó la maglia rosa de puntero de la competición tras esta jornada en la Toscana. El campeón del mundo, el británico Mark Cavendish (Sky), finalizó en el cuarto puesto, por detrás del también italiano Francesco Chicchi, segundo, y el lituano Tomas Vaitkus, tercero.

Cavendish, quien ocupaba la tercera plaza en los últimos 400 metros anteriores a la línea de meta, fue rebasado por Ferrari, quien atacó rápidamente sobre un terreno casi plano.

El italiano, que había provocado precisamente la caída de Cavendish en la tercera etapa de la prueba, en Horsens (Dinamarca), firmó este miércoles el mayor éxito de su carrera.

Cavendish, por su parte, se dirigió a él a través de la RAI, recordando el incidente. "Te digo 'bravo' por lo de hoy, pero tienes la suerte de estar aún en carrera. Los comisarios deberían haberte enviado de vuelta a casa", dijo, con ironía.

"¡Me excuso nuevamente!", contestó el corredor, quien llegó tarde al más alto nivel en el equipo Androni de Gianni Savio. "Hoy quería demostrar que tengo mi lugar...", explicó.

De 29 años de edad, Ferrari ganó en esta temporada dos mangas de la Copa de Francia de ciclismo, la Ruta Adélie y la Flecha de Esmeralda.

Durante esta etapa, que duró casi 7 horas, un grupo de cinco corredores (Kaisen, Delage, Boaro, Denifl y Sáez) abrieron la carrera a partir del kilómetro 10.

Esta escapada, que llegó a tener una ventaja de casi 5 minutos respecto al pelotón, fue neutralizada antes del circuito final, de 14.4 kilómetros de recorrido. Solamente el italiano Manuele Boaro, quien se había distanciado de sus compañeros de fuga a unos 30 kilómetros de la meta, resistió hasta acercarse a la última cima, a unos 13 km de la línea final.

La duodécima etapa, el jueves, une Seravezza con Sestri Levante. El recorrido es mucho más corto, de sólo 155 kilómetros.

EISS