Los golfistas mexicanos Abraham Ancer y Carlos Ortiz se hacen presentes en el último major del año. El field del Royal St. George’s recibe la edición número 149 del Abierto Británico, el torneo de golf más antiguo del mundo y el único de los majors que se juega fuera de Estados Unidos, el cual repartirá 11.5 millones de dólares en premios, una cifra récord para el certamen.

The Open contará con siete latinoamericanos: los mexicanos Ancer y Ortiz, los argentinos Emiliano Grillo y Abel Gallegos, los colombianos Sebastián Muñoz y Ricardo Celia y el chileno Joaquín Niemann. Dentro de ese grupo, el que mejor llega posicionado en el ranking mundial es Ancer, en el puesto 22.

“Se me hace un golf demasiado divertido y difícil. Es la primera vez que veo este campo y hay bastantes hoyos en los que tienes que hacer muy buena tarea desde el tee”, dijo el tamaulipeco a EFE.

Aunque en sus participaciones previas, en 2018 y 2019, el mexicano no pudo superar el corte, este año, el redactor de CBS Sports, Kyle Porter, lo colocó como el décimo noveno mejor jugador del major.

“Soy un creyente. No he estado en este punto, pero es (un jugador) duro y lo ha estado probando durante varios meses. También es extraordinariamente divertido de ver cuando está en contienda”.

Esta será la tercera participación de Ancer en el Abierto Británico, quien en el segundo ‘grande’ del año, el PGA Championship, finalizó en octavo sitio; mientras que en el US Open no pudo superar el corte.

“Tienes que tener un poquito de suerte con el turno de juego y el clima. La clave va a ser mucha paciencia y no desesperarse. Si pierdes la paciencia, el torneo se acaba muy rápido”, añadió el mexicano respecto al certamen británico.

Por otra parte, pese a que el tapatío Carlos Ortiz jugará su séptimo major, será debutante en el British Open. Al igual que Ancer, Ortiz ingresó al torneo por la vía del ranking mundial de golf.

“Estoy muy contento de estar aquí y jugar mi primer Open Championship. Ha habido mucho aprendizaje este año, cada vez estoy más cómodo y estoy aprendiendo a jugar todo tipo de golf”, dijo a EFE.

El Abierto Británico fue el único ‘grande’ de golf masculino que no se jugó el año pasado debido a la pandemia. En esta ocasión el escenario es la tradicional cancha de Royal St. George’s, en Sandwich, Kent, al sureste de Inglaterra.

De acuerdo al algoritmo de CBS, el golfista español Jon Rahm, actual campeón del US Open, es el favorito a llevarse el título. De imponerse en el circuito británico emulará a Tiger Woods como el único en vencer en el major de St Andrews y en el US Open la misma temporada.

deportes@eleconomista.mx