El polémico gol anulado a la selección de Estados Unidos frente a Eslovenia el pasado viernes (2-2) fortaleció a los norteamericanos de cara al tercer duelo en la fase de grupos en el Mundial de Sudáfrica, en el que se medirán a Argelia, en Pretoria, estimó Landon Donovan.

Los estadounidenses empataron con Eslovenia en una remontada que con la que levantaron un 2-0 en contra, lo que pareció toda una victoria, sobre todo después del gol que no se concedió a Maurice Edu, anulado por el árbitro malí Koman Coulibaly.

"Ir perdiendo por 2-0 jugándote el Mundial es una tarea difícil de superar, pero el modo en que nos hemos fortalecido en los últimos años lo hizo posible", declaró este lunes Donovan, autor de uno de los tantos de la igualada con los eslovenos.

"Estamos muy ansiosos por el miércoles", añadió, aludiendo al duelo frente a los 'Fennecs', que junto a ingleses y eslovenos componen el Grupo C del Mundial de Sudáfrica-2010.

La selección de Eslovenia lidera la llave con cuatro puntos, gracias a su victoria por 1-0 ante Argelia y por su empate Estados Unios, mientras que norteamericanos e ingleses tienen dos unidades en su casillero, una más que Argelia.

Ganar a Argelia situaría a los norteamericanos en octavos de final, pero una derrota los eliminaría, mientras que un empate les da una oportunidad de superar la fase de grupos si Eslovenia gana a Inglaterra, o si éstos empatan respetando la diferencia de goles de los pupilos de Bob Bradley.