Tigres todavía no alzaba el trofeo que lo acreditaba como campeón del Clausura 2019 y Miguel Ángel Garza ya pensaba en el futuro.

El presidente del equipo de la Universidad Autónoma de Nuevo León festejaba en la cancha del estadio León, abrazaba a jugadores, daba palmadas en la espalda y se fundía en un abrazo con Ricardo Ferretti, artífice táctico de la mejor época del equipo.

“Ahorita festejamos, pero ya mañana nos ponemos a trabajar para lo que viene. Es lo malo de esto, debemos pensar y trabajar desde mañana si queremos seguir así”, expresó Miguel Ángel Garza a una televisora minutos después de que Tigres consiguió su séptimo título de campeón, al empatar sin goles en el partido de vuelta, pero el gol de André-Pierre Gignac en la ida les dio el campeonato.

La mejor etapa deportiva de Tigres tiene como rasgo particular la revaloración del plantel, la incorporación de fichajes valiosos y una tendencia a la estabilización en la cotización del plantel si es que no llegan nuevos jugadores.

En el torneo Apertura 2015, cuando vencieron a Pumas en la final, Tigres tenía un valor de 58.9 millones de dólares.

El plantel que el domingo pasado venció a León alcanzó el máximo valor en la historia del club, con una cotización de 80.2 millones de dólares, eso significa un crecimiento de 36% en los últimos cinco años.

Tigres aumentaba su valor 4.2 millones de dólares cada año, hasta convertirse en el tercer plantel más valioso del futbol mexicano. No sólo es la disciplina y orden de Ferretti, sino que el equipo invirtió 86.6 millones de dólares en fichajes para conformar el plantel que ha conseguido los últimos cuatro títulos de campeón.

Si la tendencia se mantiene en el crecimiento del equipo, para la próxima temporada Tigres alcanzará un valor de 84.4 millones de dólares.

Todo reposa sobre una base de 10 jugadores estable, pero incorporaciones, como Carlos Salcedo, jugador más valioso del plantel con 11.1 millones de dólares, mantienen a Tigres como uno de los equipos más valiosos del futbol mexicano durante ese periodo.

El torneo pasado, América se revaloró en 15.4 millones de dólares, que significaron 34% de la cotización del club antes de vencer a Cruz Azul.

La tasa de crecimiento con Tigres ha sido menor en los torneos subsecuentes a conseguir el campeonato debido al envejecimiento de algunos jugadores del plantel como André-Pierre Gignac, Nahuel Guzmán o Jesús Dueñas.

Tigres sólo tiene a seis jugadores de su plantel con crecimiento en valor durante los últimos seis meses, de los cuales sólo Luis Rodríguez, Luis Quiñones y Julián Quiñones son titulares.

La mitad de los jugadores del equipo no ha tenido variación en su valor en el último año, mientras que ocho elementos han disminuido su cotización, el más importante es el caso del delantero francés que perdió 5 millones de dólares en su valor en los últimos seis meses.

Tigres se enfrenta a la continuidad del plantel más exitoso en la historia de la franquicia, con adiciones de refuerzos valiosos que mantienen el potencial económico de la plantilla.

Además, el equipo tiene 19 jugadores cedidos a otros equipos que pueden llegar a reforzar al equipo campeón.

[email protected]