El entrenador de Nigeria Lars Lagerback se mostró indignado con los árbitros del encuentro en que su equipo cayó 2-1 ante Grecia, este jueves en Bloemfontein, en el marco del Grupo B de Sudáfrica-2010.

A los 32 minutos de juego, el nigeriano Sani Kaita pateó al griego Vasileios Torosidis con el balón fuera de juego, por lo que recibió la roja directa de parte del juez colombiano Oscar Ruíz.

"Estoy extremadamente decepcionado, uno trabaja con los jueces, se reúnen con nosotros, nos piden que cooperemos y luego cinco jueces echan a un jugador, nadie lo pudo ver, al menos yo no, y después del partido no se puede hablar con el juez, que explique por qué lo expulsó", dijo Lagerback en conferencia de prensa.

Consideró que todo fue muy "extraño" aunque no dudó en congratular al equipo heleno por su triunfo, "no puedo más que felicitar a Grecia, ellos anotaron dos goles, nosotros uno".

Para clasificar, Nigeria debe vencer ahora a Corea del Sur y esperar que Argentina derrote a Grecia.

"Para ser honesto no he pensado mucho en ello, lo positivo es que si Argentina gana su partido todavía tenemos una chance de clasificar", explicó, antes de adelantar que será algo que analizará con su cuerpo técnico en los próximos días.