Barcelona, España.-El defensa francés del Barcelona, Eric Abidal, fue sometido a una operación de trasplante de hígado, que a medianoche seguía en curso aunque "casi finalizada", anunció el entrenador del Barcelona, Pep Guardiola.

"Ahora mismo, me han dicho que había casi finalizado la operación, que ha sido muy, muy larga, que tenemos que ser muy prudentes", dijo Guardiola en la rueda de prensa posterior al partido de la 33 jornada de Liga que el Baróa ganó 4-0 al Getafe.

"Las próximas horas y los próximos días serán clave para saber cómo va todo", añadió el técnico azulgrana, dedicando "el triunfo a Abidal y a su primo Gerard", quien habría sido el donante del órgano que necesitaba "Abi".

Poco antes de las declaraciones de Guardiola, el vicepresidente económico del club azulgrana, Javier Faus, había afirmado que el jugador "todavía está en el quirófano", precisando que "es una operación larga donde se suele tratar primero a la persona que dio su órgano y luego a la que lo recibe".

Guardiola aseguró que tanto él como el equipo están "con mucha fe de que (Abidal) es un chico fuerte y que va a salir adelante" tras la operación.

La salud de Abidal estuvo este martes muy presente entre la hinchada del Barcelona, que le dedicó una gran ovación de ánimo en el minuto 22 (número de la camiseta del francés en el equipo azulgrana), durante el partido contra el Getafe en el Camp Nou.

El pasado 15 de marzo, el Barcelona anunció que su defensa central francés sería sometido en "las próximas semanas" a un trasplante de hígado, lo que llevó a pensar que el jugador recibiría el nuevo órgano de un donante vivo, el cual finalmente sería su primo Gerard.

"Decir que un trasplante se puede hacer en las próximas semanas sólo se puede decir cuando alguien tiene un donante vivo", explicó entonces a la AFP el doctor Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) española.

Para los trasplantes de hígado o de riñón es posible recurrir a donantes vivos. Este último sólo dona una parte de su hígado, el cual, gracias a sus características de regeneración puede luego recuperar una masa normal en el cuerpo del receptor.

A pesar de que desde que se anunció su operación, Abidal se ha entrenado varias veces con sus compañeros, su vuelta al fútbol se presenta complicada, lo mismo que su participación en la próxima Eurocopa de junio.

"Es seguro que todo irá bien y que podrá hacer deporte de alto nivel, pero el futbol es un deporte de contacto y una de las cosas que hay que evitar después de un trasplante son golpes en la zona, impactos traumáticos", dijo Matesanz.

"El trasplante era una opción ya indicada desde el inicio de su tratamiento hace un año", cuando le fue extirpado un tumor del hígado en marzo de 2011, informó en marzo pasado el Barcelona sin dar mayores detalles al respecto.

Abidal, de 32 años, fue sometido el 17 del pasado año a una intervención para extirparle un tumor del hígado y una semana después recibió el alta hospitalaria.

Aunque, en un principio, se pensaba que Abidal no volvería a jugar hasta agosto, el central acortó los plazos y reapareció en los últimos minutos del partido de vuelta de la semifinal de Liga de Campeones que jugaron Real Madrid y Barcelona (1-1) el 3 de mayo pasado, en el que los azulgrana se clasificaron para la final del torneo continental.

El propio Abidal levantaría el trofeo unos días más tarde cuando el Barcelona se impuso en la final de la "Champions" al Manchester United por 3-1.

El defensa, que había llegado al Baróa en la temporada 2007-2008 procedente del Olympique de Lyon, renovó con el equipo azulgrana el 3 de febrero pasado por una temporada más hasta junio de 2013.

BVC