Sorprendió al mundo que Indiana llevara hasta el último partido a los Cavs para definir la serie del primer playoff de la actual temporada de la NBA. En siete partidos y en un duelo cerrado, LeBron James evitó la eliminación y su equipo avanzó para enfrentar a los Raptos de Toronto, donde la historia fue completamente distinta, si ante Pacers ocuparon siete partidos, con la quinteta canadiense, sólo fueron cuatro encuentros para barrer.

Pero la mejor noticia para los Cavs (además de la limpia) fue que apareció la versión más dominadora de LeBron, una de las mejores de la temporada en el momento justo.

Números increíbles

Contra los Raptors, LeBron James firmó 136 puntos, 45 asistencias y 33 rebotes en 167 minutos, mientras que, entre Lowry y DeRozan, las dos estrellas del conjunto de Toronto, sólo 138 puntos, 46 asistencia y 30 rebotes en 281 minutos. El promedio de LeBron en estos cuatro encuentros fue de 34.0 puntos, 11.3 asistencias y 8.3 rebotes. Más impactante todavía es que terminó la eliminatoria repartiendo 45 asistencias con sólo ocho pérdidas de balón.

LeBron ha conseguido pasar de ronda en las últimas 23 eliminatorias que ha disputado en la Conferencia Este y disputará su décima final del Este, la octava consecutiva, en los últimos 12 años.

El balance de LeBron contra los Raptors es de 53-12 (12-2 en playoffs), promediando 28.4 puntos, 7.7 asistencias, 7.4 rebotes y 52.7% de aciertos. Además, acumula 12 series de playoffs ganadas 4-0, récord histórico.

LeBron, según Elias Sports, es uno de los tres jugadores en toda la historia de la NBA que ha conseguido pasar de 300 puntos, 80 rebotes y 80 asistencias en sus 10 primeros encuentros de playoff, algo que sólo habían logrado anteriormente Michael Jordan en 1989 y Oscar Robertson en 1963.