Álvaro Dávila se despide de la presidencia de Monarcas Morelia luego de 22 años de trabajo, con los únicos títulos de Liga y Copa que ha obtenido la institución.

A pesar de que el directivo expresó a El Economista que sería “un sueño” marcharse con una final, su legado en Monarcas no sólo lo sustentan logros deportivos, también la estructura de combinar una plantilla de jugadores experimentados y con proyección, desarrollo en Imperio Morelia y finanzas sanas.

La plantilla del equipo cuenta con jugadores con largo recorrido como Rodrigo Millar de 38 años, José Martínez con 32 y Efraín Velarde de 33, por quienes el club invirtió 3.3 millones de dólares. También tiene jóvenes como José Ortiz de 21 años, Paolo Medina de 20 y Eduardo del Ángel con 19, respaldados por una política de fichajes con proyección a futuro y experimentados que aún cuentan con capacidad de aportar.

“Invertimos en jugadores que significan una oportunidad de mercado. Futbolistas con experiencia que todavía tienen mucho que dar y en otros equipos las oportunidades se les cierran. Entonces, nosotros aprovechamos porque es gente que nos ayuda a desarrollar a los jóvenes, son como maestros para los chavos del equipo”, comentó Álvaro Dávila.

El directivo expresa que a nivel de infraestructura de ciudad, para Morelia es difícil competir con las grandes urbes como la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara. Algo que se refleja en los equipos, porque Morelia es una plaza que no brinda el mismo retorno de inversión en patrocinadores como pueden hacerlo los equipos de otros estados, lo que vuelve importante pensar a futuro con prospectos de futbolistas y herramientas para el desarrollo de fuerzas básicas.

Un ejemplo es la creación desde hace cuatro años de Imperio Morelia, un proyecto de franquicias que cuenta con 95 escuelas en México, cuatro en Estados Unidos, una en Perú y próximamente la apertura de otra en Colombia.

Las academias basan su metodología de trabajo como lo hacen en fuerzas básicas por medio de la enseñanza de futbol. Las escuelas cuentan con alrededor de 10,000 niños en sus distintos recintos desde los cuatro hasta los 15 años.

Con la finalidad de captación de futbolistas, cada imperio cuenta con un calendario de visorías y de encontrar talentos, se continúa con su seguimiento en las fuerzas básicas.

“Para tener proyectos en Primera División es demasiado prematuro por el tiempo que llevamos. Sin embargo, tenemos niños desde la Sub 12 hasta la 16 de imperios. Actualmente, la Sub 12 que compite en el nacional de fuerzas básicas, del total de 24 niños, 12 fueron extraídos de imperios de toda la República”, comenta a este diario José Juan García, gerente de Imperios Morelia, en dicha ciudad, que es el desarrollo más grande del proyecto.

Respecto a las finanzas de Monarcas Morelia, Álvaro Dávila fue cuestionado por El Economista sobre cómo deja al club en ese sentido.

“Dejo un equipo en una situación sana económicamente, muy manejable. Tenemos compromisos que se vencen en junio, pero son créditos o pagos a plazos planeados por adquisición de jugadores, aunque es algo bastante controlado”, explicó el directivo.

El equipo forma parte de Grupo Salinas, que involucra ser la carta fuerte en futbol para TV Azteca y contar con patrocinadores de la misma empresa como Elektra, Banco Azteca y Totalplay.

En el Apertura 2019, Monarcas se quedó a un gol de la final, pero fue eliminado por el América en semifinales por la posición en la tabla, tras empatar 2-2 en el global.

[email protected]