Houston es el quinto mercado deportivo más importante de Estados Unidos, de acuerdo con datos de Sport Business y Repucom. Tienen una población de casi 7 millones de habitantes y equipos en todas las ligas profesionales del país, con excepción de la NHL (hockey).

Entre Houston Texans (NFL), Astros (MLB), Rockets (NBA) y Houston Dynamo (MLS), el valor de sus franquicias suma 6,868 millones de dólares.

Ahora mismo, los Astros de Houston es el equipo más exitoso de la ciudad, el año pasado ganó las Grandes Ligas y este fin de semana inicia la Serie de Campeonato de la Liga Americana ante Boston Red Sox para llegar por segundo año consecutivo a la Serie Mundial.

Astros vive un momento de popularidad y se demuestra en el número de aficionados que acuden al Minute Maid Park.

Tan sólo entre el 2018 y 2017, Houston convocó medio millón de personas más de un año a otro.

La franquicia es una de las de mayor crecimiento en asistencia en las Grandes Ligas durante las últimas tres temporadas. En el 2016 llevó a 2.3 millones de fans y para 2018, 2.9 millones.

El éxito de Astros también se mide en ingresos económicos. Según datos de Statista, el boleto promedio en el 2016 costaba 37 dólares y para 2018 ya vale 40. Ser campeón también hizo aumentar los precios. Si consideramos estas cifras para realizar un cálculo de ingresos por taquilla, tenemos:

2016- US85.1 millones

2018- US116 millones

Astros es la franquicia deportiva con más historia en la ciudad. Nació en 1962 y cinco años después los Rockets de la NBA; en 2002 el conjunto de la NFL, Houston, Texas; y en el 2006 el Houston Dynamo de la MLS.

De acuerdo con informes anuales de Forbes, Astros es el segundo equipo que más dinero ingresa al año (347 millones de dólares) en la localidad, sólo superado por la franquicia de la NFL, que facturó el año pasado US464 millones.

Si el crecimiento en taquilla se aplicara a todos los ingresos del equipo, este año la franquicia facturará 471 millones de dólares, que lo convertiría en el equipo más rico de Houston.