Pachuca.-El compromiso es igual o más grande que en una Selección Mayor. A pesar de tener rostros de niños los tricolores Sub 17 hablan como adultos, aseguran saber que están ante una oportunidad única , y como lo han venido haciendo, dejaron en evidencia la confianza en poder superar mañana a Panamá y avanzar a los cuartos de final de su Mundial.

Hoy fueron Richard Sánchez y Antonio Briseño, arquero y defensa central, respectivamente los que hablaron ante los medios y confirmaron la enorme confianza que rodea al grupo dirigido por Raúl Gutiérrez.

Estas cosas sólo se dan una sola vez en la vida y estamos seguros de que mañana conseguiremos el pase. Esto es un Mundial, estamos enfocados y concentrados , dijo Sánchez, arquero que brilló ante Holanda, y que aseguró que en caso de ir a la tanda de los penales, está listo para definir t atajar los disparos .

Briseño, capitán de la escuadra infantil, apenas quiso hablar un poco de los panameños, asegurando que lo importante es lo que hagan él y sus compañeros.

Hicimos un análisis completo de ellos, pero sabemos que nosotros somos el mejor y el peor rival para nosotros mismos y estamos muy seguros de conseguir la victoria .

Apenas esbozó unas palabras sobre su adversario en octavos final, Antonio optó por reafirmar las ilusiones, los sueños, el compromiso de todo el plantel que tiene la mira puesta en el título.

Mi sueño es quedar campeón del mundo, es lo que soñamos todos y no hay vuelta de hoja, es lo que queremos todos , mencionó con convicción el líbero de la defensa mexicana.

Finalmente, Jorge Espericueta, medio de contención, salió a echar por la borda cualquier teoría de que México ha sido favorecido por la suerte, luego de que su arquero fuera el héroe ante los Holandeses.

En el futbol no hay suerte, el futbol es de goles y nos ha tocado meterlas y a los otros fallarlas , argumentó el futbolista que aseguró que mañana el aliento de la gente será un arma en su favor.

México enfrenta mañana a Panamá en Pachuca en punto de las 18:00 horas, en busca de su pase a los octavos de final.