Raúl Cárdenas, director técnico

-Señor, si soy campeón con su equipo, ¿me da un millón de pesos?, preguntó Raúl Cárdenas.

-Sí te lo doy, pero si no eres campeón te corro del equipo, respondió Emilio Azcárraga de la Bárcena, dueño de América.

-Así me hice millonario, presumía el técnico. Raúl Cárdenas de la Vega llegó con un currículo impresionante, había ganado cinco títulos de liga con Cruz Azul, por lo que su prestigio le permitió tener una oferta irrechazable de América. Así se erigió como el entrenador más rentable del equipo; junto a Jorge Vieira, obtuvo cuatro títulos con el club. En tres años logró los campeonatos, incluida la Copa Interamericana de 1978, que significó el primer título continental de un club mexicano en la historia, cuando superó América a Boca Juniors. Fue el mentor del equipo no nacido en el club, incluso aficionados se opusieron a su llegada porque provenía de Cruz Azul, pero los resultados terminaron por encumbrar la figura de Raúl Cárdenas.

Héctor Miguel Zelada, ?portero

Su llegada a América fue gracias a su carácter firme. El portero argentino tenía la ambición para salir de su país. Panchito Hernández fue determinante para su contratación en 1978, ya que el directivo pretendía fichar a su compañero en Rosario Central, Ricardo Ferrero, pero fue Héctor Miguel Zelada quien convenció por su valentía y pasión.

Su primer partido en el futbol mexicano fue ante Chivas, en el clásico de 1979, en un empate sin goles y fue ante el mismo rival que alcanzó el estatus de leyenda, cuando atajó el penal de Eduardo Cisneros, en la final que protagonizaron en 1984, y que le valió el título a los azulcremas. Es el portero menos goleado de la historia del club, con un promedio de 0.93 goles por partido.

Mario A. Trejo, Lateral derecho

25 goles marcó con la playera de América; se convirtió en el defensa con más goles en la historia del club.

Alfredo Tena, ?defensa central

"Es el padre del americanismo en la cancha. Peleaba por los contratos, la mística de los jugadores de la cantera. Es el líder de la primera generación?importante de fuerzas ?básicas. El liderazgolo llevaba en la sangre .

Héctor Hernández, historiador del América.

Rafael Garza Gutiérrez, defensa central

Es el hombre emblema del equipo, fundador del club en 1916. Pasó por todas las posiciones del conjunto, desde la cancha hasta la oficina, la dirección técnica, y como directivo. Le tocó la etapa amateur del futbol mexicano, que estaba dominado por los equipos españoles, como Asturias y España. Fue precisamente América el primer club que le disputó el poder a los clubes de ascendencia ibérica, cuando logró el tetracampeonato; en dos de esos títulos Rafael Garza estuvo al frente del equipo como entrenador.

No obstante, la leyenda de Récord, su apodo, porque así se llamaba su primer equipo de futbol, trascendió a ámbitos internacionales, cuando fue promotor y capitán del primer representativo de México en el extranjero, en una serie de partidos en Guatemala. También fue capitán de la Selección Mexicana en el Mundial de Uruguay 1930 y asistió a los Juegos Olímpicos de Amsterdam en 1928.

Mario Pérez, lateral izquierdo

La estirpe de Mario Pérez es legendaria, del Necaxa de los 11 hermanos. Su padre, hermanos y él se formaron en el cuadro rojiblanco, pero en 1969 fue transferido a América, club al que defendió durante nueve años. Fue capitán en los títulos del club de 1970-1971 y 1975-1976, y ganó al menos una ocasión todos los torneos que disputó, la liga, copa, campeón de campeones, copa de Concacaf y la Copa Interamericana. Con un total de 303 partidos, se caracterizó por la resistencia y fuerza en la cancha. Integró una de las generaciones más importantes del club, y se hizo con el gafete de capitán por su consistencia en los juegos. Anotó un total de tres goles y aunque fue expulsado en ocho ocasiones, se destacó por su carácter. Fue mundialista con México en 1986.

Cristóbal Ortega, ?medio defensivo

711 partidos,tiene el récord de más participaciones en la historia del club.

Antonio C. Santos, medio ofensivo

La persistencia y calidad del mediocampista brasileño fue su mejor arma ya que provenía de un club que competía en el torneo regional paulista. Llegó al club en 1987, aunque su lugar en el club no estaba asegurado, debido a que el club tenía exceso de extranjeros, pero fue la partida de Héctor Miguel Zelada la que permitió su inscripción y, posteriormente, la deserción de Julio César Uribe le permitió ser titular. En seis años con la playera amarilla participó en 215 partidos, donde anotó 58 goles y dio 24 asistencias y obtuvo un total de siete títulos.

El último favor que hizo al club fue recomendar y dar consejos a un canterano del club: Cuauhtémoc Blanco.

Carlos Reinoso, ?medio ofensivo

"El mejor jugador extranjero que haya venido a América. Fue uno de grandes descubrimientos de Panchito Hernández, ya que a Reinoso no lo conocía nadie en México, lo ven en un cuadrangular en Chile, cuando tenía 20 años. Él juega prestado con Colo Colo y,?mediante un acuerdo, participa medio tiempo con América en un partido ante Santos de Brasil?y es cuando deciden comprarlo. Es el único que ha salido campeón como jugador y técnico con América .

Héctor Hernández, historiador del América.

Cuauhtémoc Blanco, delantero

El futbolista que ha protagonizado cuatro etapas en el club es el último referente del club. Él fue líder de otra de las generaciones más importantes de fuerzas básicas de América , indica Carlos Calderón.

Cuauhtémoc simboliza el ídolo errante, el hombre que cometió errores y recibió la absolución de la afición. En 397 partidos con las Águilas, marcó 153 goles, para convertirse en el segundo anotador histórico del club. Fue campeón de goleo en el torneo Invierno 1998 y ganó un título de liga.

Hablando de cualidades futbolísticas, es el mejor jugador mexicano del club y el ídolo contemporáneo de la afición y la juventud , expresa el historiador Héctor Hernández.

Enrique Borja, ?delantero

"Fue el gran ídolo. La despedida de Borja es uno de los ?partidos más vistos en la historia de México, ?tuvo que transmitirse ?por dos canales a la vez, con un recorrido desde su casa,?el camino al estadio y el partido. Junto a Reinoso, fueron lasprimeras figuras mediáticas, tenían historietas, discos, programas, dejaron de ser simplesjugadores para convertirse en?estrellas de la farándula .

Carlos Calderón, historiador de futbol.

Luis R. Alves Zague, delantero

192 golesmarcó el delantero con América; es el máximo anotador en la historia del equipo.