Fanáticos del futbol americano esperan con ansias en el próximo 5 de febrero. Ese domingo se juega el partido más esperado del año que enfrenta a los campeones de cada conferencia, Americana y Nacional, de la National Football League. Este año el duelo medirá cara a cara a los Patriotas de Nueva Inglaterra y Halcones de Atlanta.

La cita es a las 18:30 (hora local y 17:30, tiempo del centro de México) en el NRG Stadium de Houston con un emparrillado de pasto sintético. En México se podrá disfrutar el juego a través de las transmisiones de ESPN desde las 17:00; en el canal deportivo de la cadena Fox, desde las 10:00 am; en el canal 7 de TV Azteca desde las 17:00 horas y en el canal 5 de Televisa, desde la 17:00.

NOTICIA: Listo, todo será entre Falcons y Pats

Esta será la novena ocasión en que los Patriotas de Nueva Inglaterra busquen el prestigioso trofeo Vince Lombardi, tras haberlo ganado en cuatro ocasiones anteriores. Como equipo surgieron en 1960 pero en lo que va del siglo XXI, han destacado por la constancia con 18 campeonatos de división, 9 de conferencia y sus cuatro anillos de Super Bowls (2002, 2004, 2005 y 2015).

Aunque el equipo de Georgia, los Halcones de Atlanta, cuentan con unos cinco años menos de historia, nunca han conseguido coronarse con la victoria del Supero Bowl y esta será la segunda ocasión que sean protagonistas del último partido de la temporada. Cuentan con seis campeonatos de división y dos en la Conferencia Nacional, pero se suman a la lista de equipos que aún buscan un primer anillo de campeones. Los Bills de Buffalo, Bengalíes de Cincinnati, los Cafés de Cleveland, los Texanos de Houston, los Jaguares de Jacksonville, los Cargadores de San Diego (ahora de Los Ángeles), las Águilas de Filadelfia, los Leones de Detroit, los Vikingos de Minnesota, las Panteras de Carolina, los Cardenales de Arizona y los Titanes de Tennesse, nunca han ganado el Super Bowl.

NOTICIA: Mexicanos planean ir al Super Bowl, a pesar de dólar caro

Han pasado 51 ediciones desde que en 1967 los Empacadores de Green Bay se alzaron con la victoria y desde entonces el trofeo ha sido reclamado en más ocasiones por los Acereros de Pisttsburgh (6), seguido por los Vaqueros de Dallas (5), los 49´s de San Francisco (5), los Patriotas de Nueva Inglaterra (4), los Empacadores de Green Bay (4) y los Gigantes de Nueva York (4).

El juego de este año enfrenta a poderosas ofensivas. En el caso de Halcones, el mariscal de campo Matt Ryan ha sido efectivo para distribuir el balón aéreo entre sus receptores Julio Jones, Mohamed Sanu y Taylor Gabriel, Austin Hooper y Levine Toilolo. En el juego por tierra Ryan cuenta con sus corredores, Patrick DiMarco, Devonta Freeman y Tevin Coleman. Esta ofensiva promedia 35 puntos por partido gracias a su ataque aéreo.

El mítico pasador de Nueva Inglaterra, Tom Brady, ha repartido su juego aéreo entre Danny Amendola, Julian Edelman, Chris Hogan, Martellus Bennett y Clay Harbor. Es una lástima que el ala cerrada Rob Gronkowski esté lesionado, sino sería una de las armas principales en el arsenal de los Patriotas. Por tierra, Brady se apoyado de sus corredores LeGarrette Blount y Brandon Bolden.

NOTICIA: Ryan rinde sus respetos a Brady

Aunque ambos equipos destacan por su manera de conseguir puntos en el tablero, se espera que en este juego las defensivas y los equipos especiales tengan un rol protagónico. Los de Atlanta saben presionar, precipitar e interceptar en momentos precisos, mientras que los de los de Boston se adaptan a cualquier estilo de juego, saben contraatacar, hacen buen manejo del tiempo y mantienen la calma en tramos difíciles.

La defensiva que logre comprender y nulificar la estrategia contraria obtendrá el trofeo Vince Lombardi.

rarl