Con la llegada de los nuevos dueños de los Dodgers de Los Angeles, a finales del 2012, nadie ha pagado más dinero en salarios en las Grandes Ligas como ellos. Desde la aparición de Guggenheim Baseball Management como propietaria de la franquicia —por la que depositaron 2,500 millones de dólares— se han encargado de buscar con fiereza el título de Las Mayores: la Serie Mundial.

La mala noticia es que no tienen ninguna, y de paso, han perdido los dos últimos años en la instancia definitiva.

De acuerdo con una revisión de datos de Sportcal y Forbes, la inversión en salarios entre el 2013 (primer año en que operaron los nuevos dueños) hasta la actual temporada, asciende a 1,529 millones de dólares, 88 millones más que los Yankees, quienes ocupan el segundo puesto de este listado.

Si consideramos como parámetro a las cinco instituciones que más han invertido en su nómina desde la aparición de los nuevos empresarios de los Dodgers, dos de ellos ya se coronaron en la Serie Mundial: Red Sox en dos ocasiones y los San Francisco Giants en una, pero tres veces desde 2010.

Es verdad, si en alguna Liga podemos decir que el dinero no lo puede todo es justamente en la MLB, donde casi siempre a los más ricos, como el caso de los Yankees o los Dodgers, les cuesta ganar.

Ayer iniciaron las Series Divisionales y los Yankees jugarán ante los Twins, mientras los Dodgers, como el mejor equipo de la nacional, se medirá ante los Nationals que derrotaron a los Brewers en el partido de comodín.

Y aunque en el último quinquenio los Yankees han sufrido demasiado, lo cierto es que desde la última vez que se coronaron los Dodgers, los de Manhattan levantaron el trofeo de la Serie Mundial cinco veces.

Fue en 1988 cuando Los Angeles Dodgers ganaron por última vez el máximo título, la novena era dirigida por el legendario Tommy Lasorda y en aquella temporada todavía lanzaba el pitcher mexicano Fernando Valenzuela en el equipo y tuvo una marca 5-8. El equipo derrotó 4-1 a los Atléticos de Oakland y se coronó. Han pasado 31 años ya.

Pues desde ese momento a la fecha se han gastado más de 3,000 millones de dólares en salarios y de ese dinero, 1,529 han sido en las últimas siete temporadas y sólo han llegado a dos finales, claro, las dos de manera consecutiva: contra Astros que perdieron 4-3 en 2017 y el año pasado ante Boston Red Sox cayeron por 4-1.

Cuando decimos que en la MLB el dinero y las nóminas no siempre son una condicionante para el éxito, podemos revisar el caso de los Astros, que el año en que ganaron a los Dodgers, eran el puesto 18 entre los 30 equipos respecto al pago de salarios y el equipo angelino el número uno; pero en el 2018 Boston era el número uno y el exequipo del Toro Valenzuela, el tres.

Guggenheim Baseball Management —integrados por empresarios como Alan Smolinisky, Robert Plummer, Magic Johnson— han hecho la inversión más grande en la historia del equipo y una vez más salen como favoritos. Por fin, ¿será el año para Dodgers?

marisol.rojas@eleconomista.mx