Dante López se reconoce a sí mismo como un delantero, mas no un goleador. Los datos le dan la razón, ya que en los siete torneos que ha vestido la playera de Pumas, los goles del atacante llegan a cuentagotas, los reclamos de la grada han sido más frecuentes que las celebraciones del jugador y aún no logra perforar las redes en el Clausura 2014. La frecuencia goleadora de Dante se traduce a un gol cada 369 minutos, lo que es lo mismo a un festejo cada cuatro partidos.

Lastimosamente es la verdad, las estadísticas dicen que no soy un gran goleador, pero siempre me toca estar en los momentos donde a uno se le requiere , expresó López en conferencia de prensa.

En el Apertura 2008, Dante llegó para suplir las ausencias de Esteban Solari e Ignacio Scocco, los delanteros más prolíficos del equipo en los últimos años. El delantero guaraní retornó para este torneo como una solución para acabar con la falta de gol en el equipo, luego de los infructuosos refuerzos que no pudieron rendir (Robin Ramírez y Luis García) o los que tuvieron un paso efímero por el club (Emanuel Villa y Ariel Nahuelpán).

Dante acumula 120 partidos, 107 de ellos como titular, 9,600 minutos y 26 goles. Estoy tratando de hacer lo mejor posible, mi deber como delantero es marcar, pero estoy haciendo bien los partidos; ninguno de los titulares estamos desentonando , argumentó el atacante.

Y es que fue precisamente su falta de gol el motivo de sus desencuentros con la afición. Su mejor torneo con los felinos fue el Apertura 2010, con siete anotaciones, aunque pudo levantar dos veces el trofeo de campeón con los Universitarios. La manera de cambiar la historia es metiendo goles, sé perfectamente lo que significa y sé manejar la presión , añadió el paraguayo.

Por ejemplo, Juan Carlos Cacho disputó 85 juegos con Pumas, donde sumó 4,076 minutos, menos de la mitad de los que jugó Dante, y consiguió 24 tantos, dos menos que el guaraní, para una media goleadora de un gol cada 169 minutos. Martín Bravo anota cada 310 minutos; Eduardo Herrera festejaba un gol cada 285 minutos; Ignacio Scocco cada 178 minutos y Estaban Solari cada partido y medio. La deuda de Dante está frente a la portería.

[email protected]