La autocrítica que existe en Cruz Azul podría perjudicar a Pumas, su próximo rival en la cancha de CU, inmueble en el que los celestes se han adjudicado nueve triunfos de sus últimas 10 visitas. Y es que Israel Castro y Omar Bravo aseguraron que La Máquina aun no explota su potencial .

Luego de que Castro aceptara que los dirigidos por Memo Vázquez deben dar más a partir del domingo, Bravo fue más allá y sentenció que Cruz Azul ha quedado a deber en algunas cosas y tiene la obligación de ganar y gustar , situación que confía alcanzar conforme continúen conociéndose en la cancha.

Si bien el trabajo defensivo de los celestes, con sólo dos anotaciones permitidas en cinco jornadas, cifra que los coloca como la mejor defensa del Apertura 2012, indica que el equipo va por buen camino, Omar reconoció que tienen la ocupación de generar más jugadas de gol y ser más contundentes , para así poder encaminarse a ser el equipo que la gente merece ver.

Sobre el choque del domingo, en el que al parecer de Israel las aficiones podrían marcar diferencia , a pesar de que Cruz Azul llega invicto y con las estadísticas en su favor, Bravo indicó: Eso queda de lado, a la hora del partido somos 11 contra 11, esperemos no defraudar las expectativas que se han generado .

Finalmente, Castro argumentó que el pasado de Memo Vázquez en Pumas pudiera ser una ventaja porque conoce al plantel, aunque él mismo sabe la filosofía de su exentrenador.

Y, en relación a su regreso a Ciudad Universitaria, Israel presumió que ya lo han recibido muy bien en el pasado, aun vistiendo la camiseta celeste.

Tras conocer las autocríticas e intenciones de Cruz Azul sólo resta esperar a saber si logran evolucionar en su funcionamiento y Pumas paga las consecuencias o, si bien, los universitarios se sacuden la paternidad de su rival jugando en su cancha y de paso les hacen ver que aun les hace falta mucho trabajo para ser protagonistas en el campeonato.

carlos.herrera@eleconomista.mx