Las empresas de indumentaria deportiva Nike y Adidas destinan cada vez más dinero a patrocinar equipos y figuras y remunerar a sus accionistas, en contraposición de lo que sucede con sus trabajadores, denunció un informe del colectivo “Ética sobre la etiqueta” publicado este lunes.

Según ese informe, la competencia por el “padrinazgo” deportivo entre las dos marcas, que visten a 22 de las 32 selecciones en la Copa del Mundo Rusia-2018 que arranca el jueves, “jamás ha sido tan intensa”.

Esto sale nuevamente a la luz luego de otro informe publicado durante la Eurocopa de Francia-2016.

Adidas negoció con la Selección de Alemania un contrato de 65 millones de euros, mientras que Nike firmó en el 2016 el primer contrato de patrocinio de por vida con el futbolista portugués Cristiano Ronaldo, a cambio de 25 millones de dólares por año, indica el informe.

Asimismo, afirma que las dos marcas “continúan con su proceso de descomprometerse de China, donde los sueldos alcanzan un nivel cercano al del salario mínimo”, aprovechándose de países como Indonesia, Camboya o Vietnam, “donde los salarios medios son inferiores entre 45 y 65% al salario mínimo”.

“El respeto de las condiciones de trabajo justas y seguras, y de salarios justos en las fábricas (...) forma parte integral de la política comercial de Adidas y es parte de los arreglos contractuales con nuestros proveedores”, aseguró Adidas a la AFP.

“Adidas exige que los empleadores paguen al menos la remuneración exigida por la ley o lo negocia en el marco de un proceso de negociaciones colectivas.

“Sin embargo, los salarios quedan determinados, además de por las condiciones económicas y el costo de vida de cada país, por las leyes nacionales, la cantidad y la disponibilidad de trabajadores en el país, las calificaciones y las competencias de cada persona, la naturaleza del sector en el que se desempeña y la competitividad del empleador”, añadió la marca de las tres tiras.

También consultada sobre el tema por la AFP, Nike no dio respuesta por el momento sobre la acusación del informe.

Adidas derrotó a Nike

Adidas puede declararse vencedor ante su archirrival Nike en la próxima Copa del Mundo de fútbol, incluso antes de que comience el primer partido, ya que vestirá a la mayor cantidad de selecciones que participarán del evento.

Sin embargo, la marca alemana de ropa deportiva, que también es patrocinador oficial del torneo, espera solo un limitado impacto financiero, en parte porque la Copa del Mundo de este año tendrá lugar en Rusia, donde la economía está estancada.

“La Copa del Mundo en Rusia tiene menores oportunidades financieras que el evento disputado hace cuatro años en Brasil”, dijo el presidente ejecutivo de Adidas, Kasper Rorsted, a principios de este mes.

Desde el último Mundial en 2014, Adidas ha aumentado sus ventas rápidamente en otras áreas además del fútbol, al aprovechar el auge en la demanda de algunos de sus modelos de zapatillas para superar a Nike particularmente en el mercado estadounidense.

Sin embargo, el fútbol sigue siendo importante para la marca alemana, que ha confeccionado la pelota del Mundial desde 1970 y tiene un acuerdo para patrocinar el torneo hasta 2030.

Adidas también anunció la semana pasada que extenderá su asociación con la Liga de Campeones de Europa hasta 2021.

Después de que Nike lideró por primera vez la entrega de indumentaria a los equipos del Mundial en Brasil 2014, Adidas vestirá este año en Rusia a 12 de las 32 selecciones participantes, entre ellas las favoritas Alemania y España, además del local Rusia.

Nike, que se comenzó a involucrar en el mercado futbolístico desde que el Mundial se jugó en Estados Unidos en 1994, suministrará este año camisetas a 10 países, incluidos Brasil, Francia e Inglaterra.