Cristiano Ronaldo estará presente en Madrid este martes y se espera que se declare culpable de fraude fiscal.

En la capital española, el delantero de la Juventus enfrentará cargos sobre impuestos relacionados con su periodo como jugador del Real Madrid.

El acuerdo al que llegó Ronaldo con las autoridades fiscales españolas el año pasado, le costará cerca de 19 millones de euros (21.6 millones de dólares) en multas. Con esto, recibirá una sentencia suspendida de dos años.

En España, un juez puede suspender sentencias de dos años o menos para quienes son hallados culpables por primera vez.

En el 2017, un fiscal acusó a Cristiano de cuatro cargos de fraude fiscal del 2011 al 2014 estimados en 14.7 millones de euros (16.7 millones de dólares).

Además, el Ministerio Público asegura que Ronaldo presentó en su declaración del IRPF del 2014 una rentas de fuente española entre el 2011 y el 2014 de 11.5 millones de euros, cuando las rentas verdaderamente obtenidas fueron de casi 43 millones de euros.

Además, el portugués de 33 años fue acusado de haber usado empresas inactivas fuera de España para ocultar ingresos por derechos de su imagen.

Después de ser interrogado por cerca de 90 minutos en una corte de Madrid en ese entonces, Cristiano dijo al juez que nunca tuvo la intención de evadir impuestos.

Las acusaciones no involucraron su salario con el Real Madrid, su club desde el 2009 hasta que se incorporó a Juventus el año pasado.

El tribunal rechazó una petición de Cristiano para ingresar al edificio directamente del área del estacionamiento, para evadir a los medios. La solicitud argumentaba razones de seguridad, pero la Corte explicó que no cree que la medida sea necesaria, pese a la atención que atraerá el jugador a su llegada.

“A pesar de la gran notoriedad (del acusado) no existe acreditación de que el señalamiento en sí mismo venga a comprometer la seguridad del peticionario en cuanto al acceso del mismo a las instalaciones judiciales”, mencionó el presidente de la audiencia, Juan Pablo González.

En el juicio que durará sólo un día, Ronaldo deberá aceptar los hechos tras la lectura del acuerdo de conformidad.

El caso de Ronaldo se suma al de otros de futbolistas como Luka Modric, Marcelo, Radamel Falcao, Ángel Di Maria o Javier Mascherano, que también han incurrido en delitos contra la Hacienda Pública y han llegado a acuerdos con la Fiscalía de cara a reducir posibles penas.

El exjugador de Real Madrid Xabi Alonso también se presentará hoy ante un juez en Madrid, acusado de fraude fiscal por aproximadamente 2 millones de euros (2.3 millones de dólares) del 2010 al 2012.

Alonso enfrenta una condena de cinco años de prisión y una multa por 4 millones de euros (4.5 millones de dólares), además de la cantidad que presuntamente defraudó. Los cargos están relacionados con los ingresos de Alonso por derechos de imagen. El mediocampista ha sostenido su inocencia.