Como un termómetro para lo que sucederá en Copa Oro 2013 y el Mundial de Brasil 2014 será tomada la Copa Confederaciones que se jugará en Brasil el próximo año. Así lo argumentó Justino Compeán, presidente de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), quien aseguró estar orgulloso del Grupo en el que México se encuentra, al estar con Brasil, Japón e Italia.

Definitivamente, será un termómetro no sólo para el Mundial, sino también para la Copa Oro, porque queremos seguir ganando esta competencia. Nos honra jugar con Italia y Brasil, que son campeones del mundo. Es un privilegio para México estar jugando con esa calidad , destacó.

No obstante, Compeán reconoció que jugar ante escuadras como ésas será un reto: Es un grupo difícil porque son equipos que han ganado varios títulos mundiales. Pero también el otro grupo está muy complicado, pues jugar ante Uruguay y España, que es el campeón del mundo, no es sencillo. Para nosotros, es un privilegio participar en esta competencia .

El directivo dijo que será hasta el próximo 15 de enero cuando se anuncien los planes de las selecciones nacionales, además del entrenador o entrenadores que dirigirán al Tri en ambas competencias.

Aún falta mucho. En cuanto a jugadores, habrá quienes participen en la Confederaciones; otros, en la Copa Oro y algunos, quizá, en ambas. Respecto de los técnicos, no sabemos si Chepo de la Torre conducirá a los dos, pero creo que Luis Fernando Tena está preparado para manejar cualquier Selección si es necesario .

Compeán precisó que Brasil será un buen ensayo en ciertas cuestiones para medir lo que se hará en la Copa del Mundo 2014 a un año del Mundial, ya en Brasil, vamos a conocer muchísimo el ambiente, los estadios, la infraestructura, los viajes... Vamos a aprender mucho .

Por último, aseguró que a la Confederaciones vamos con el objetivo de ganar. Haber ganado el oro olímpico es un aliciente que pesa, pero también ayuda a tener una jerarquía , finalizó.