En julio de este año Sergio Pérez era catalogado por los dueños de Force India como un traidor. Y si no hubiera pasado lo que sucedió, probablemente Checo estaría ahora mismo buscando empleo.

El piloto mexicano demandó en Londres al equipo por un impago de 4.6 millones de dólares y solicitó que la escudería se fuera a concurso de acreedores (quiebra) para “salvar el empleo” de unas 400 personas.

¿Qué logró Checo con esto? La suficiente presión para que Vijay Mallya se deshiciera del equipo y fuera el multimillonaro canadiense Lawrence Stroll quien adquiriera las deudas y pagara 117.3 millones de dólares por la escudería (el 4% de toda su fortuna) y con ello iniciar el nuevo equipo con el nombre (al menos por lo que resta de la temporada) de Racing Point Force India.

Checo anunció su renovación con el equipo por un año más (hasta el 2019) y sumar otra temporada más en la Fórmula 1.

“La nueva inversión con la que goza el equipo me llena de confianza y estoy muy emocionado por el futuro”, dijo Pérez tras su renovación, quien previamente estuvo con los equipos Sauber y McLaren.

“Es importante hacer notar que los actuales inversionistas se han arriesgado por sus acreedores”, dijo el jefe del equipo, Otmar Szafnauer a Motorsport.com hace unas semanas.

“Han puesto dinero extra para que los acreedores tuvieran su dinero de inmediato, y no en algún momento posadministración, que puede tomar en ocasiones uno o dos años”.

•••

Checo Pérez, de 28 años, ha participado en ocho temporadas en la Fórmula 1, las últimas cinco con Force India. Actualmente se ubica séptimo en el campeonato de pilotos y con el equipo ha subido cinco veces al podio.

El piloto mexicano se ha convertido en uno de los pilotos con más experiencia en la F1; es el octavo con mayor antigüedad en el serial y cuarto en popularidad en redes sociales.

Sus salarios pasaron de los 213,000 dólares anuales a los 2.5 millones de dólares, según datos de Black Book F1.

Telmex, Claro, Telcel, Citibanamex, InterProtección, Jalisco es México, Pemex, Quaker State, Rinno y Red Cola son las marcas que lo respaldan. Checo Pérez ha comentado que le quedan entre cinco y 10 años en la F1. Al finalizar su carrera, el piloto mexicano podría ganar entre 30 y 40 millones de dólares, si mantiene sus promedios de ingresos.

“Para un piloto es muy importante contar con patrocinadores que lo respalden y lo apoyen a lo largo de su carrera”, dice Sergio cuando analiza su presente en relación con las marcas.

“Estoy muy contento de que Sergio continúe su aventura con nosotros en el 2019”, dijo Otmar Szafnauer, director de Force India. “Los últimos cinco años Sergio ha confirmado su posición como uno de los pilotos más talentosos y consistentes de la parrilla. Nos da estabilidad muy valiosa y es un gran activo para el equipo. Comenzamos un nuevo capítulo en la vida de este equipo, estamos emocionados de que Sergio seguirá corriendo con nosotros”, dijo el directivo del equipo. (Con información de Marisol Rojas).