El mexicano Sergio Pérez finalizó cuarto en el Gran Premio de Rusia, décima ronda del Mundial 2020, sumando 12 puntos más a su cuenta personal para llegar a 56 en el Campeonato de Pilotos y sumando estas mismas unidades a su equipo en la tabla de Constructores, que llega así a 104 puntos.

Pérez terminó las 53 vueltas programadas a poco más de 30.5 segundos del líder, Valtteri Bottas, que obtuvo la victoria en Rusia.

“He estado aquí 10 años, una carrera o dos no creo que me cambien la vida. Al final creo que los equipos saben lo que puedo y lo que no puedo hacer. Entonces, me enfoco en dar lo mejor de mí en estas últimas carreras, recuperar lo perdido en el campeonato y cerrar muy fuerte. Espero ya poder tener las mejoras en la próxima carrera y poder ser aún más competitivo”, dijo Checo, volante del auto #11 Claro-Telmex-Telcel-Infinitum del Racing Point.

Pérez llegó a siete GPs de Rusia dentro de los puntos, extendiendo a 14 su racha de carreras en el top 10. Este año ha sumado en todas las carreras en las que ha tomado parte.

El mexicano abandonará la escudería Racing Point a final de temporada, sustituido por Sebastian Vettel, y todavía no tiene volante para 2021 y sigue sin definirse su posible lugar en algún equipo, comentó hace unos días en una entrevista a Sky Sports.

“Todavía no he firmado nada, pero hay un progreso y ya veremos qué podemos adelantar en los próximos días. Lo importante es que hoy hicimos el máximo durante la carrera”.

El próximo GP será en Alemania del 9 al 11 de octubre, donde espera conseguir mejores resultados.

“Cuando Red Bull y Mercedes están arriba es muy difícil. Podemos mejorar en varios segundos y ser contendientes. Espero tener las mejoras en la siguiente carrera y ser más competitivo. Estoy agradecido y feliz del rendimiento. Espero en Alemania estar mejor. Espero que podamos correr porque escuché que está nevando. Sería maravilloso correr”, agregó.

deportes@eleconomista.mx