El traspaso de franquicia de Algodoneros de Guasave a Charros de Jalisco se dio a conocer el pasado mes de abril, entonces todo debía estar listo seis meses después para el inicio de la temporada regular en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP). Las expectativas eran muchas, en una plaza en la que el beisbol se ausentó por casi dos décadas y ahora, casi inesperadamente, son uno de los candidatos a pelear por el título.

Las sorpresas, al menos para Gabriel Low, gerente deportivo de Charros de Jalisco, son pocas en relación con los resultados de un equipo que disputa la fase de semifinales, pues sus resultados son reflejo de ocho años de trabajo y planificación.

Lo único que le hace falta a este equipo es ganar un campeonato, tiene las condiciones desde hace unos ocho o nueve años , dice Low. La plantilla de Jalisco conserva elementos con los que Algodoneros llegó a la serie final del 2010-2011 y del 2011-2012, en ambas perdió ante Yaquis de Ciudad Obregón, además sumó elementos del actual campeón de la LMB, Diablos Rojos del México.

La estafeta que cedió Algodoneros a Charros incluyó a jugadores y staff. Low ocupó el mismo puesto con el representativo de Guasave por una década y, al respecto del cambio de plaza, mencionó que sobre su labor las cosas se facilitaron. Hay mejores condiciones, porque es una ciudad más grande y fluye un poco mejor el dinero , argumentó Gabriel.

Low dijo que hubo dudas sobre la respuesta de la afición, pues es una plaza donde domina el futbol, aunque ésta registró buena asistencia. En promedio, acudieron al estadio 7,779 personas,según datos de la LMP, es decir, casi siete de cada 10 butacas fueron ocupadas. La casa de Charros tiene aforo para 11,562 fans.

En relación con la continuidad de la plantilla y mantener a elementos que fueron parte del plantel que jugó dos finales con Algodoneros, Gabriel Low indicó que el mantener a los jugadores por el mayor tiempo posible se da a través de calcular su edad, facultades físicas, la forma en que se cuida al beisbolista, además, él les recomienda que se vean como amigos y cuando están en la temporada de verano les digo que quiero que se estén hablando. Que realmente sientan el compromiso de que somos un equipo .

En las novenas de la LMP suelen integrarse peloteros que forman parte de franquicias de las ligas de desarrollo de EU, ¿es difícil convencer a los jugadores para que se decidan a venir a México? Low respondió que: Es muy difícil convencerlos, porque es muy grande la brecha económica entre lo que ganan en EU y lo que se les ofrece aquí. Ésa es la razón por la que es difícil captarlos . A Jalisco se integraron beisbolistas como el panameño Márquez Smith y el estadounidense CJ Retherford.

Pero ante dicho inconveniente, el gerente deportivo de Jalisco indicó que nunca hay que vencerse, pues siempre existirán jugadores que quieran venir a hacer las cosas bien aquí . Por lo pronto, él ya tiene prospectos que podrán jugar en 10, ocho, cinco o menos años.

Low es encargado de detectar talento para el conjunto de Diablos Rojos del México, de la Liga Mexicana de Beisbol, y para New York Mets, de las Grandes Ligas.

* * *

Lo que ha mostrado Charros en el diamante ha terminado con la incertidumbre con la que las marcas se acercaron al equipo. Armando Navarro, presidente de Charros, comentó que los patrocinadores que los apoyaron esta temporada le han expresado que continuarán.

Navarro narró que fue complejo establecer acuerdo con las marcas, por la ausencia del deporte en la entidad, algunos contratos fueron bajo resultados, otros estaban condicionados a su clasificación a playoffs y, ahorita, ya hay fila de patrocinadores. Ya se logró lo más difícil: que la sociedad tapatía adoptara al beisbol .

[email protected]