Un año de ensueño para Cameron Norrie en el tenis mundial. Tras haber empezado el 2021 en la posición 71 del ranking ATP, ahora es número 16 y ya tiene en su currículum un título de Masters 1000, luego de consagrarse vencedor de Indian Wells contra todo pronóstico al derrotar a Nikoloz Basilashvili (Georgia) por 3-6, 6-4 y 6-1.

A sus 26 años, Norrie se convirtió en el primer británico en ganar Indian Wells en la historia, superando a Andy Murray, uno de los exponentes de mayor rendimiento para su país en las últimas décadas. Norrie era el sembrado número 21 para ganar este Master estadounidense, en un torneo donde participaron las figuras de la Next Gen que han arrasado este año, como Daniil Medvedev, Stefanos Tsitsipas, Alexander Zverev y Andrey Rublev, entre otros.

Aún así, el británico nacido en Sudáfrica a Grigor Dimitrov, Diego Schwartzman, Tommy Paul, Roberto Bautista y Tennys Sandgren. El rendimiento de Norrie en este año es ampliamente mejor que sus otros años desde su debut en 2017, ya que en 2021 alcanzó seis de las siete finales que suma en toda su trayectoria.

Aunque había perdido su primera final en enero de 2019, en el ATP 250 de Auckland, Nueva Zelanda (frente a Tennys Sandgren), se repuso en 2021 a partir de mayo. En ese mes logró clasificar a las finales de 250 en Estoril (Portugal) y Lyon (Francia), aunque perdió ambas ante Albert Ramos y Stefanos Tsitsipas, respectivamente. En junio llegó a su primera final de un ATP 500 en Queens, que perdió ante Matteo Berrettini y en julio llegó su primera victoria en el 250 de Los Cabos, México, contra Brandon Nakashima.

Ya en octubre volvió a disputar dos finales: la del 250 de San Diego, EU, que perdió ante la revelación noruega, Casper Ruud, y el Masters 1000 en Indian Wells, que arrebató con fiereza a Basilashvili. Su máximo avance en un torneo de categoría 1000 había sido una tercera ronda en Montecarlo 2019 y en Miami 2021.

Norrie dio el salto de calidad desde la Universidad Cristiana de Texas, donde empezó a sorprender por su forma de juego pero también por su amabilidad y tranquilidad: “Era bastante amable, un chico muy sociable. Se llevaba bien con todo el mundo y era muy cercano, pero también bastante competitivo”, recuerda el argentino Facundo Lugones, entrenador de Norrie desde hace cuatro años.

“No había mucha estructura en su vida, todo era un poco random. Pero era muy competitivo, era divertido estar cono él, era un gran amigo. Era como cualquier otro universitario, sobre todo buscaba divertirse. No diría que lo ayudé, pero intenté ser un modelo a seguir y un buen ejemplo para él. No le gustaba que le dijeran cosas, pero se fijaba en lo bueno y lo copiaba. Ahora es un poco más profesional y maduro”, agrega Lugones.

Gracias a esta victoria en Indian Wells, Norrie aparece desde hoy en el puesto número 10 del ranking rumbo a las Nitto ATP Finals 2021, lo cual sería un gran éxito en su carrera tras haber empezado el año con casi 60 lugares de distancia. Curiosamente, las finales de singles tanto femenil como varonil vieron coronarse a dos jugadores inéditos, que llevan la primera copa de este torneo estadounidense a su país y que apenas han ganado dos títulos en su carrera.