Munich. El Bayern Múnich, con un tanto en el minuto 90 de su estrella Mario Gómez, venció 2-1 al Real Madrid en la ida de las semifinales de la Liga de Campeones, ganando el primer asalto antes de viajar la próxima semana a España para jugar la vuelta.

El tanto del internacional alemán de origen español rompió el empate con el que parecía terminaría el choque, tras los goles de su compañero francés Franck Ribery (17) y el empate provisional del alemán del Real Madrid Mesut Ozil (53).

Para Mario Gómez se trata de su tanto número 12 en la actual edición de la Champions, donde sólo le supera el argentino del Barcelona Lionel Messi, que hasta el momento ha sumado 14 anotaciones.

El resultado deja la batalla abierta, aunque el equipo de José Mourinho tendrá que salir a remontar en el siguiente duelo, el miércoles 25 en la vuelta en la capital española, si quiere conseguir el pase y volver a Múnich para la gran final del sábado 19 de mayo.

En su centenaria historia, el Real Madrid sólo ha conseguido ganar en un partido oficial en Alemania, en Leverkusen (3-2) en el 2000, y en sus visitas al Bayern Múnich sigue con su particular maldición, ya que su balance en la ciudad queda ahora en nueve derrotas y un empate.

Antes del partido de vuelta, el Real Madrid visita el sábado en la Liga al Barcelona, segundo a cuatro puntos del líder blanco, mientras que el Bayern podrá concentrarse en su reto europeo, ya que tiene casi imposible el título alemán, a ocho puntos del líder Borussia Dortmund cuando quedan tres jornadas.