Marsella y FC Basilea derrotaron por 1-0 como anfitriones a Inter de Milán y a Bayern de Múnich, respectivamente, este miércoles en los últimos partidos de octavos de final de ida de la Liga de Campeones de futbol de Europa.

El gol de los marselleses lo logró en los descuentos el ghanés André Ayew (90+3).

En el estadio del Vélodrome comenzó controlando el juego el Olympique local, para el que a la media hora de juego, en posición dudosa, sus delanteros fallaron un centro de tiro libre ante el arco del brasileño Julio César.

Pero los italianos se dedicaron a jugar de una manera realista, buscando ofender y tratando de no complicarse en defensa. El uruguayo Diego Forlán aprovechó su condición de titular en punta y estuvo muy activo, buscando el gol que se le negó, pero del que estuvo cerca.

Sin embargo, en los minutos de prórroga, el ghanés André Ayew cabeceó a las redes de la meta de Julio César un certero cabezazo tras un córner que él mismo provocó, para la locura de la mayoría de los 35,000 espectadores presentes.

En Basilea, en el estadio St. Jakob Park, el único gol del partido lo anotó Valentin Stocker en el minuto 86. Al comienzo atacaron un poco más los alemanes, pero poco a poco, apoyados por una buena defensa, los locales comenzaron a controlar un poco más el juego y se acercaron con peligro a la meta de Manuel Neuer.