Sobrevivir a la pandemia sigue siendo el reto de la Liga MX. Después del caótico 2020, el primer semestre de 2021 concluye con dos acciones estratégicas que han tratado de salvar los bolsillos lo más posible: la reapertura de estadios y la disminución del cese de entrenadores.

De acuerdo con estimaciones de Mikel Arriola, presidente de la liga, cada club ha perdido el 40% de sus ingresos desde que el covid-19 detuvo al mundo, y una de las razones más fuertes fue el cierre de estadios. Por ello, desde octubre y tras la evolución en el análisis del virus, los clubes solicitaron un porcentaje de aforos.

El torneo Guardianes 2020, el primero en pandemia, solo permitió el acceso del público a tres juegos de fase regular a partir de la jornada 15, con un total de 17,066 asistentes. Esa cifra creció en el Guardianes 2021: fueron 45 partidos con público y 349,877 asistentes.

Solo tres jornadas no contaron con asistencia en el presente torneo (3, 5 y 7); el mínimo aforo en 2021 ha sido de 3,726 en la fecha 2 y el máximo de 57,986 en la fecha 16. En total, 13 de los 18 clubes abrieron su estadio al menos una vez, siendo la excepción América, Cruz Azul, Pumas, Toluca y Tijuana.

Así, el ingreso promedio por taquilla en este torneo es de 25.74 millones de pesos, de acuerdo con cálculos de este diario, tomando en cuenta un precio base de 100 pesos por boleto y solo dejando fuera a los 47,043 que han entrado a los estadios de Tigres y Rayados, ya que ellos cuentan con abono.

Sin embargo, la cifra de los 341,810 asistentes del Guardianes 2021 es apenas una décima parte de lo conseguido en el Apertura 2019, el último torneo antes de la pandemia. En aquel certamen, 3.8 millones de personas asistieron en total.

A esta disminución de aforos hay que agregar los gastos por temas relacionados al covid-19. Según el informe de 100 días de gestión de Mikel Arriola, hasta principios de abril, cada club había invertido cerca de 1.4 millones de pesos en pruebas para detectar el virus, además de tener disminución de ingresos de un 25% por derechos de transmisión y de hasta 35% por patrocinios.

Ante este panorama, los clubes de Liga MX optaron por mantener a sus entrenadores y por reducir gastos en fichajes. El Guardianes 2021 es el torneo con la cifra más baja de directores técnicos despedidos en los últimos seis años, con solo tres, al igual que en el Apertura 2015.

Los únicos tres entrenadores cesados terminaron entre los últimos cinco lugares de la tabla general: Pablo Guede, de Xolos, Luis Fernando Tena, de Juárez FC, y José Guadalupe Cruz, de Necaxa.

Los tres fueron relevados después de la jornada 11, un récord de paciencia en la Liga MX, pues es el mayor lapso sin técnicos despedidos en la historia de los torneos cortos. Los antecedentes más cercanos fueron el Verano 1999 y el Apertura 2002, cuando los aguantaron hasta la fecha 7.

La marca del torneo con menos entrenadores cortados la tienen el Bicentenario 2010 y el Clausura 2007, con dos cada uno. Fuera de ellos, en los 49 campeonatos cortos que se han celebrado desde 1996, siempre ha habido un mínimo de cuatro despidos, salvo el mencionado Apertura 2015 y ahora el Guardianes 2021.

De acuerdo con un informe del diario Récord, despedir a Víctor Manuel Vucetich en este torneo le habría costado a Chivas una indemnización de 15 millones de pesos (750,000 dólares), cifra similar a la que habrían tenido que soltar otros clubes por echar a su director técnico, por lo que, en tiempos de pandemia, lo piensan dos veces.

La cantidad de despidos de directores técnicos en Liga MX se redujo casi al 50% entre un año futbolístico y otro: en la temporada 2018-2019, la última que se jugó completa sin pandemia (2019-20 no porque se suspendió el Clausura 2020), fueron despedidos 17 entrenadores; para la 2020-21, la cifra se queda en nueve, sumando los seis del Guardianes 2020 y los tres del 2021.

Los récords deportivos del Guardianes 2021

Desde finales de febrero, la Liga MX solo tiene dos colores: azul y amarillo. Cruz Azul y América dominaron la tabla general colocándose en los puestos 1 y 2 desde la jornada 8, estableciendo récords para su historia.

La Máquina cosechó un total de 41 puntos y superó los 40 del Invierno 1998, por lo que este ha sido su mejor rendimiento en torneos cortos. Además, consiguió su mejor récord defensivo con solo 11 goles en contra, alcanzando una efectividad del 80.39%.

Cruz Azul y León son los únicos equipos que han superado los 40 puntos en la Liga MX en la última década (los esmeraldas consiguieron 41 en el Clausura 2019 y 40 en el Guardianes 2020). Antes de ellos, hay que remontarse 17 años, con Jaguares y Pumas sumando 42 y 41 puntos, respectivamente, en el Clausura 2004.

Las sorpresas corrieron a cargo de Atlas y Puebla. Los rojinegros volvieron a una liguilla después de cuatro años al igualar los 25 puntos y siete victorias del Apertura 2017. A pesar de que pagarán 70 millones de pesos a la Liga MX por terminar en penúltimo de la tabla porcentual 2020-21, tuvieron al líder de disparos (Milton Caraglio) y al líder de centros (Víctor Malcorra).

Por su parte, Puebla consiguió dos liguillas consecutivas por primera vez en 12 años. Los camoteros, dirigidos por José Luis Sánchez Solá, clasificaron a la postemporada de los torneos Clausura y Apertura 2009, situación que repiten entre el Guardianes 2020 y 2021. La Franja nunca salió de zona de repechaje en todo el presente torneo.

En cuanto al liderato de goleo, Alexis Canelo, del Toluca, se quedó con el título de campeón tras conseguir 11 goles, la cifra más baja desde el Apertura 2017, cuando Mauro Boselli (León) y Avilés Hurtado (Monterrey) anotaron eso mismo.

Los Diablos Rojos no tenían un líder goleador desde hace ocho años, cuando el paraguayo Pablo Velázquez terminó el Apertura 2013 con 12 tantos; el título de Canelo hizo que el Toluca empate al América como los dos equipos con más campeonatos de goleo en la historia del futbol mexicano profesional, con 13 cada uno.

fredi.figueroa@eleconomista.mx