La Asociación Europea de Clubes (ECA), de la que forman parte las grandes formaciones del futbol europeo, declaró este domingo estar "fuertemente en contra de un modelo de Superliga cerrada", tras las nuevas especulaciones sobre una lucrativa competición privada que pueda competir contra la Liga de Campeones de la UEFA.

"La ECA, como instancia representativa de 246 clubes de primera línea de toda Europa, reafirma su compromiso para trabajar en el desarrollo del modelo de las competiciones de clubes de la UEFA, con la UEFA, para el ciclo que comenzará en 2024", escribió la ECA en un comunicado, publicado en su cuenta de Twitter.

Esta toma de posición firme de la ECA puede sorprender, teniendo en cuenta que esta agrupación, a menudo percibida como la portavoz de los clubes más poderosos de Europa, está presidida por el italiano Andrea Agnelli, patrón de la Juventus, uno de los equipos que se presentan en la prensa como integrantes del proyecto de secesión.

"La ECA se mantiene en la posición aprobada en su Comité Ejecutivo del 16 de abril, en decir, que apoya el compromiso de trabajar con la UEFA en una nueva estructura del futbol europeo en su conjunto para después de 2024", añadió la asociación, invitando a la UEFA a continuar por esa vía.

La UEFA reúne a su Comité Ejecutivo el lunes desde las 7:00 GMT en Montreux (Suiza), en una jornada en la que se espera la oficialización del proyecto de reforma de la Champions, con el que la organización pretende poner fin a los rumores sobre una Superliga cerrada al margen de sus estructuras.

kg