La llama olímpica acaba de iniciar su periplo por Reino Unido, pero algunas de las personas que participaron en los relevos que deben llevar el fuego a Londres pusieron ya a la venta en Internet las antorchas utilizadas.

Varios ralladores de queso , sobrenombre que se ha dado a las antorchas por su forma (unos íconos de aluminio agujereados), estaban ya a subasta en la web eBay escasas horas después de que se iniciara, el sábado por la mañana, el recorrido de la llama olímpica en suelo británico.

Sea uno de los primeros en tener un verdadero souvenir olímpico , se anunciaba uno de los vendedores. La tendrá antes de que la mayoría de portadores hayan corrido , destacaba otro.

Algunos han puesto a la venta la antorcha antes incluso de que hayan hecho el relevo, con la promesa de entregar el objeto una vez cumplido con el recorrido. Otros ofrecen el uniforme blanco que visten los relevistas.

Varios vendedores aseguran, no obstante, que los beneficios obtenidos con la venta de los recuerdos olímpicos se destinarán a organizaciones caritativas.

Puede sorprender a la gente, pero creo que no tiene sentido dejar la antorcha sobre mi chimenea cuando puede servir a hacer cosas con el dinero que algunos están dispuestos a pagar por tenerla , explicó a la BBC Milner Simonds.

Esta jardinera, que ha visto cómo el precio de su antorcha subía sorprendentemente en la puja hasta las 153,000 libras (241,000 dólares), aseguró que destinará el dinero que recaude a un proyecto para la comunidad.

Cada antorcha cuesta 495 libras (613 euros, 783 dólares) y cada relevista puede adquirirla después por 215 libras.

Puede hacer lo que deseen, esperamos sólo que acaben en buenas manos , aseguró un portavoz del Comité Organizador de los Juegos. La mayoría quiere guardarla como recuerdo