Los 731,193 aficionados que asistieron al estadio Universitario catapultaron a Tigres a ser el equipo con la mayor asistencia en el 2018 (que comprendió el Clausura y Apertura 2018) de la Liga MX. Buena parte de ese éxito se debe a la fidelidad de los fanáticos al equipo y a su modelo de negocio para vender abonos al público.

Éstos se venden desde principio del torneo y tienen buena aceptación. Su costo va desde los 3,300 pesos en zona general, hasta los 15,885 en platea especial. Prácticamente en cualquier zona del estadio Universitario se puede adquirir uno de éstos.

“El club nos da prioridad a los que llevamos tiempo como abonados de mantener o mejorar nuestros asientos respecto a la temporada pasada. Los precios son accesibles. Esta campaña gasté 7,000 pesos, pero llevo asistiendo desde el 2009 al Universitario con mis amigos”, cuenta Jaime Herrera, aficionado del club.

Obtener un abono les permite a los fanáticos asistir a todos los partidos de fase regular del torneo de Liga MX y Copa MX, los encuentros del equipo femenil, un seguro contra accidentes, además de tener la opción, mediante la app oficial del equipo, de vender sus entradas a otro aficionado en caso de que tengan algún compromiso en la misma fecha, esto con la intención de que no pierdan su dinero.

El precio de la entrada en las taquillas del estadio Universitario para un juego de temporada regular puede adquirirse desde 190 hasta 1,870 pesos. Sin embargo, hay muy pocos boletos disponibles por esa vía, debido a que la mayoría los adquieren los mismos abonados.

Por ello, la mayoría de los aficionados de Tigres prefiere recurrir a ese medio para asegurar su presencia en las gradas del Volcán.

“Tener la mayoría de boletos vendidos previamente en los abonos te asegura entradas muy sólidas, además de ser un gran beneficio para los clubes al recibir el dinero por adelantado.

“Pero claro, esto va de la mano con cómo Tigres ha generado muy bien su identidad de marca, ya que tiene una buena plantilla y cada campeonato es contendiente al título, por lo que en general la afición está contenta con el desarrollo del equipo”, comenta Francisco San José, catedrático en Ciencias del Deporte de la Universidad Anáhuac.

El cuadro regiomontano se ha asegurado de que los aficionados tengan diferentes formas de pagar el abono. Puede ser con dinero en efectivo, pero también mediante la tarjeta de crédito Afirme.

Ésta le permite al fanático obtener su bono con facilidades de pagos a tres, seis, nueve y 12 meses sin intereses, además de contar con promociones especiales para adquirir productos en la tienda oficial del equipo.

La estrategia ha sido un éxito en el presente año, pese a que el equipo no levantó ninguno de los tres títulos que disputó (Clausura 2018, Apertura 2018 y Liga de Campeones de la Concacaf) y sólo se consagró campeón de la Campeones Cup, un torneo semiamistoso que le ganó al Toronto FC, campeón de la MLS.

Tal como lo menciona San José, los aficionados se muestran convencidos del desempeño de su equipo en gran parte gracias a que de las últimas cinco finales jugadas de Liga MX, el equipo logró asistir a tres y en dos de ellas se proclamó campeón.

Además, la plantilla es la más cara del futbol mexicano con un valor aproximado de 64.7 millones de dólares, de acuerdo con el portal Transfermarkt, en la que se encuentran jugadores como André-Pierre Gignac, Eduardo Vargas y Guido Pizarro, futbolistas que ya cuentan con experiencia en equipos europeos.

La estrategia de Tigres para atraer aficionados a su estadio va más allá de sus éxitos deportivos o de las figuras que tiene en el campo.