La fecha tentativa para la inauguración del nuevo estadio de los Diablos Rojos del México es el próximo 23 marzo. En el inmueble se realizan los últimos trabajos y concluirán a finales de febrero.

La primera bola será lanzada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, como ya se había dicho en meses previos, y están por definir parte de las actividades que complementarán dicho evento.

“Padres de San Diego es una de las posibilidades. Vamos a tener respuesta el 26 de febrero y ese día es el límite que tenemos para conocer las opciones que podemos ofrecer para la inauguración”, indicó Othón Díaz, presidente ejecutivo de los Diablos Rojos del México.

En esa fecha, la organización de San Diego tiene calendarizado un partido ante los Angels.

Dos semanas posteriores a la inauguración del inmueble, da inicio la temporada 2019 de la Liga Mexicana de Beisbol, con el juego entre la novena capitalina y los Tigres de Quintana Roo (5-7 de abril). Otro de los eventos que albergará será el Juego de Estrellas (14 al 16 de junio).

La construcción del inmueble se anunció en el 2014 y se presupuestó en 60 millones de dólares, pero dos años después se estimó que los costos habían incrementado 33%, por los materiales y el tipo de cambio.