Los Diablos Rojos del México confirmaron que el nuevo estadio de beisbol Alfredo Harp Helú será inaugurado el próximo 23 de marzo y enfrentarán a una selección de prospectos de los San Diego Padres.

La construcción del nuevo estadio de la franquicia capitalina se dio a conocer en el 2014. La inversión estimada en ese momento fue de 60 millones de dólares. Un lustro después el costo del inmueble se estima que fue de aproximadamente 154 millones de dólares.

Cabe señalar que será una serie de dos partidos, el primero se disputará el sábado y el segundo encuentro el domingo, a la 1 de la tarde. El rango de precios de los boletos por partido será de los 70 pesos y 990 pesos —zona VIP y sólo hay 200 lugares.

Los boletos estarán a la venta a partir del jueves en Ticketmaster y una semana después se podrán adquirir en las taquillas del nuevo estadio. El aforo del inmueble será de 20,448 personas.

“El equipo de San Diego siempre estuvo dispuesto, los tiempos no nos dieron para hacer alguna otra cosa que hubiéramos querido. El equipo llegará el viernes 22 de marzo, estarán haciendo algunas actividades y de lo que se trata es darle esa relevancia de la inauguración del estadio”, indicó Othón Díaz, presidente ejecutivo de los Diablos Rojos.

A dicho evento asistirán el presidente Andrés Manuel López Obrador y Claudia Sheinbaum, jefa del Gobierno de la Ciudad de México.

El comisionado de la MLB, Rob Manfred, está invitado, pero aún no ha confirmado su asistencia.

En relación con lo sucedido con la plataforma en Ticketmaster el fin de semana, la organización comentó que dieron a conocer la información sin autorización previa.

Entre los jugadores mexicanos que integrarían el combinado de San Diego están: Brandon Valenzuela, Gilberto Vizcarra, Esteban Quiroz, Tirso Ornelas, Agustín Ruiz, Adrián Martínez, Andrés Muñoz y Efraín Contreras.

Cabe señalar que la mitad de los jugadores antes enlistados jugó en las sucursales de los Diablos Rojos. (Con información de Yesme Cortés)