En su primera entrevista televisada, Dylan Farrow describió en detalle el supuesto abuso sexual que sufrió a manos de Woody Allen. Calificó a los actores que trabajan en las películas del director como "cómplices" por perpetuar una "cultura de silencio".

Farrow, la hija adoptiva de Allen y Mia Farrow, apareció el día de ayer en una entrevista grabada en CBS This Morning. Relató un incidente de 1992, cuando ella tenía 7 años, en el que dice que Allen abusó de ella en la casa de su madre en Connecticut.

"Con tanta gente valiente rompiendo tanto silencio contra tantas personas prominentes, sentí que era importante sumar mi historia a las de ellos porque es algo con lo que he lidiado por mucho tiempo", dijo Farrow. "Fue muy importante para mí ver esta conversación finalmente llegar a un ámbito público".

Farrow, de 32 años, dijo que fue llevada a un ático por Allen. “Me mandó a acostarme sobre mi barriga y jugar con el tren de mi hermano”, dijo. “Y él se sentó detrás de mí en la entrada, y mientras yo jugaba con el tren fui sexualmente abusada”, dijo Farrow.

Allen fue investigado pero no acusado, y por años ha negado haber tocado de manera inapropiada a Farrow. En un comunicado difundido el pasado jueves, el realizador reiteró su rechazo a esta denuncia y dijo que: "La familia Farrow está usando cínicamente la oportunidad ofrecida por el movimiento Time's Up para repetir su desacreditado alegato".

"Yo nunca abusé de mi hija, como concluyeron todas las investigaciones hace un cuarto de siglo", dijo Allen.

Tras siete meses de investigación, un equipo de especialistas en abuso infantil en el Hospital de Yale-New Heaven concluyó que Dylan no fue abusada. El doctor que encabezó la investigación, John M. Leventhal, dijo después en una declaración jurada que llegó a la teoría de que Dylan inventó la historia o que su madre se la plantó en la cabeza. Pero el fiscal estatal de Connecticut dijo que hubo una “causa probable” para acusar a Allen de abusar de Dylan y la policía había redactado una orden de arresto, pero decidieron no proseguir con el caso, en parte porque traumatizaría a Dylan.

Allen señaló que el hermano mayor de Dylan, Moses, ha dicho que vio a su madre instruyendo a Dylan. “Parece que funcionó y tristemente estoy seguro de que Dylan realmente cree en lo que dice”, dijo Allen. El hermano menor de Farrow, Ronan, quien ha escrito varios artículos de denuncia en el New York Times contra Harvey Weinstein, ha apoyado las acusaciones de Dylan.