Venecia debería incluirse en una lista de ciudades en peligro de Naciones Unidas y debería prohibirse que los cruceros se acerquen a su frágil laguna para evitar un desastre ecológico, dijo el lunes el principal grupo de conservación de Italia.

El pedido se produce menos de un mes después de que un crucero colisionó con un muelle y una embarcación de turistas en Venecia, dejando a cuatro personas heridas. El incidente inició el debate en Italia sobre cómo proteger a la histórica ciudad, que atrae a unos 30 millones de turistas cada año.

"Venecia es única y no debería permitirse que sea destruida más de lo que ya ha soportado", dijo Mariarita Signorini, presidenta nacional de Italia Nostra, una organización abocada a defender el patrimonio natural y cultural de Italia.

"Venecia es una de las ciudades que más peligro corren en el mundo", dijo en una rueda de prensa al anunciar la decisión de pedir a la UNESCO que coloque a Venecia en la lista de patrimonio de la humanidad bajo riesgo.

Venecia y su laguna ya son consideradas como patrimonio mundial por la UNESCO pero Italia Nostra dice que el turismo masivo, un éxodo constante de sus residentes y el deterioro medioambiental constituyen una enorme amenaza para la supervivencia de la ciudad.

De acuerdo al sitio web de UNESCO, la lista de lugares en peligro busca "alentar acciones correctivas".

Aunque quedar bajo una lista de riesgo no tendría consecuencias inmediatas, Italia Nostra argumenta que esto obligaría a las autoridades del país a tomar más resguardos.

Los cruceros ingresan a la laguna de Venecia a través de tres puntos o "bocas" que la conectan con el Mar Adriático, a fin de pasar por la Plaza de San Marcos y llegar hasta el canal de Giudecca hasta el terminal de pasajeros.

Italia Nostra dice que las embarcaciones causan olas que dañan edificios históricos.