Este miércoles, en punto de las 21 horas y 50 minutos, a través del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano (Canal 14), una nueva serie documental se integra a la oferta cultural de la televisión pública mexicana. Se trata de Pensar el arte, una producción semanal compuesta, de inicio, por 13 capítulos de 10 minutos de duración que invitarán al televidente a abordar el quehacer artístico, sus autores y los contextos de éstos con una mirada diferente.

La serie arranca esta noche, a propósito de miradas diferentes, con un capítulo dedicado a la enigmática construcción visual de Evgen Bavcar, quizás el fotógrafo ciego más celebrado del mundo, cuya obra cautiva por su composición estética, pero también trasciende por el mensaje íntimo de su carpeta de trabajo y su performance como artista conceptual más que el de fotógrafo.

La oferta

Andrei Tarkovski, Marina Abramović, Marcel Duchamp, Luis Buñuel, Sebastião Salgado y Francisco Toledo son otros de los personajes del arte que serán abordados esta temporada de la serie creada por el doctor en Filosofía y director Diego Lizarazo, quien, en entrevista para El Economista, detalla los pormenores y propósitos de su nuevo trabajo para la televisión.

“Me di a la tarea de buscar obras que rebasen la elaboración de la pura plasticidad y tengan apertura e interés por abordar problemáticas de la experiencia social, subjetiva, ecológica, etcétera. (Se trata) justo de Pensar el arte porque el arte nos pone a pensar”, asegura.

Dice que Pensar el arte sí abordará la elaboración de las formas del arte, pero hará énfasis en la capacidad de interrogación que tenga cada propuesta visual. Agrega que, para ser congruente con esto, decidió elegir a artistas capaces de desafiar algunas de las certezas de la vida contemporánea.

“Hay una gran producción (de arte), que es a la que estoy apelando, que a través de la elaboración de su forma encuentra problemas de sentido muy importantes para nuestra sociedad. El tema ambiental, por ejemplo. Es decir, estamos en un momento definitorio de las decisiones humanas respecto a la sobrevivencia de nuestra especie”, dice.

Si bien 10 minutos han sido apenas suficientes para comunicar todo lo que un proyecto con estas ambiciones requiere, con todo y que fue un reto lograr una síntesis todavía rica en contenido, Lizarazo considera que es un tiempo perfecto para poder atrapar, cautivar y motivar al televidente joven y adulto “con intereses en la cultura y cierta sensibilidad para la producción artística”; que haga junto a él una inmersión en la obra del artista y éste alcance a salir a la superficie lo suficientemente empapado.

Para enriquecer el contenido, Lizarazo integró las voces de distintos académicos con el énfasis de que no fueran especialistas en arte, sino que se tratara de antropólogos, filósofos o psicoanalistas capaces de sintonizarse con los distintos aspectos de la obra. “Por ejemplo, para la pintura de Toledo busqué a un antropólogo, por todo el mito (contenido en su obra) y por su relación con el mundo indígena”, argumenta.

Otras plataformas

Aunque por el momento tiene luz verde para los próximos 13 capítulos, la apuesta de Lizarazo para Pensar el arte es de cuatro temporadas, centradas en cuatro ejes temáticos: fotografía, cine, performance y pintura.

Asegura que su prioridad es llevar a más este proyecto de la mano del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, el cual, afirma, “se está abriendo a proyectos significativos”. Además, pretende negociar con éste la posibilidad de subir los contenidos al internet para crecer su difusión, aunque prevé limitar el producto a cinco minutos de duración para hacerla efectiva ante la inmediatez de esta plataforma.

“Estoy convencido de que, si uno logra con un producto con unas características mucho más blandas aproximar esta clase de obras a ciertos circuitos y ciertos públicos, es posible contribuir a la construcción de una sensibilidad social”, concluye.

ricardo,[email protected]