Los Ángeles, EU. La ácida comedia The Interview (La Entrevista) -película que indignó a Corea del Norte por la sátira al gobernante Kim Jong-un- se estrenó este jueves en cines de Estados Unidos, un hecho que uno de sus protagonistas celebró como super-emocionante .

Seth Rogen, estrella del filme, y el codirector Evan Goldberg hicieron una aparición sorpresa en una de las primeras proyecciones en Los Ángeles, poco después de la medianoche, cuando dieron las gracias a los espectadores y a las salas de cine por su apoyo para que se difundiera la película.

Pensamos que esto podría no ocurrir en absoluto , dijo Rogen ante una multitud que le victoreaba, según imágenes de un video publicado en YouTube. La sala de cine estaba ubicada cerca de los domicilios de Rogen y Goldberg, indicaron ambos.

El hecho es que se está mostrando aquí y que todos ustedes salieron sin problemas de la sala cinematográfica, afirmó Goldberg, en tanto Rogen acotó que esto es super-puta-emocionante .

Sólo queríamos dar las gracias. Si no fuera por salas como ésta y por gente como ustedes, esto literalmente no estaría jodidamente sucediendo ahora , acotó el actor canadiense.

El futuro del filme había estado en duda después de que Sony dijera que cancelaba la exhibición en salas tras un duro ataque cibernético en su red corporativa y recibiera amenazas contra los aficionados que fueran al cine.

El miércoles Sony anunció que su polémico film sobre Corea del Norte, The Interview, estaba disponible ya en YouTube, Google Play y la consola Xbox de Microsoft, así como en el sitio www.seetheinterview.com, un día antes de su estreno en más de 200 cines estadounidenses.

Esta cifra es sustancialmente pequeña frente a los entre 2,000 y 3,000 cines que iban a acoger The Interview en un principio.

Los usuarios pueden alquilarla por 5.99 dólares o comprarla por 14.99 dólares. Sony estaba negociando además con Netflix para que su película también esté disponible en esta popular plataforma.

Muchas de las mayores cadenas de salas de cine de Estados Unidos se habían negado a exhibir la película después de las amenazas en línea anónimas, lo que provocó que Sony anunciara que iba a retirar el filme.

El mandatario estadounidense, Barack Obama, había amenazado a Corea del Norte con represalias por el ciberataque y tildó de error la posición inicial que adoptó Sony. Sin embargo, luego aplaudió la decisión de realizar las proyecciones: Me alegro que haya sido estrenada , comentó el mandatario.