Gerardo Murillo, más conocido como Dr. Atl, pues así firmaba sus pinturas, es un personaje fascinante de nuestro arte aunque poco conocido, especialmente si lo comparamos con otros artistas de sus tiempo como Diego Rivera o David Alfaro Siqueiros. El año pasado, en el todavía existente Museo Blaisten del CCU Tlatelolco, se le rindió el homenaje que le hacía falta tanto al hombre como a su obra: una magna exposición que daba cuenta de prácticamente toda su obra y su pensamiento.

Parece que dicha exposición sirvió para ponerlo de nuevo en el radar no sólo del público. También parece que la comunidad del arte está retomando a Dr. Atl. Hay interés en recuperar a Dr. Atl, no sólo su obra pictórica, también sus ideas. Para muestra, la nueva exposición del Museo Tamayo.

Olinka, o donde se crea el movimiento es la manera en que el Tamayo retoma a Dr. Atl sin abandonar la visión contemporánea del museo. No se trata de una retrospectiva de Atl, sino más bien de una mirada larga al futuro; no al nuestro, sino al de Dr. Atl. Me explico: es como si alguien hubiera revivido al artista (fallecido en 1964) y lo pusiera frente a la obra de los artistas de nuestro tiempo, como si él pudiera rastrear la influencia de su vida, pensamiento y técnica en creadores de todo el mundo.

El nombre de la muestra, Olinka, proviene de uno de los sueños de Dr. Atl: una ciudad futurista habitada exclusivamente por artistas, científicos, filósofos y todo aquel dedicado a la creación y la vida intelectual, todos trabajando juntos por el Bien, así, con mayúsculas. (Algún cínico diría que ése no es un sueño, sino una pesadilla. Tal ciudad sería un monumento al ego donde nadie sabría cómo solucionar los problemas de la vida cotidiana).

El título también viene de otro personaje clave de la muestra: Nahui Ollin (su nombre de nacimiento fue Carmen Mondragón), musa de Dr. Atl, una artista ella misma (¿Dr. Atl y Nahui Ollin como los Diego y Frida que no fueron?) y a quien también está dedicada la muestra.

Con menor perfil, pero igualmente interesante, en el recorrido se incluyen piezas de Manuel Rodríguez Lozano, legendario también por su obra rebelde y su relación con Nahui Ollin. Se casó con ella cuando todavía respondía al nombre de Carmen.

Es bueno que también se reconozca a Rodríguez Lozano, figura importante del modernismo mexicano, aislado de la fama por razones políticas de su época.

Olinka... incluye obras tanto de Atl como de Ollin. La inclusión de estos originales sirve muy bien de prólogo. El contenido principal del recorrido son obras contemporáneas en diversos soportes que toman prestados de Atl y de Ollin rasgos, temas e intereses. La exposición nació a invitación expresa del Tamayo a artistas internacionales para examinar a estos tres artistas. Creadores como Ross Birrell, Mariana Castillo Deball y Susan Hiller, por mencionar a algunos, participan con reinterpretaciones. Algunos parte de manera muy directa de piezas de Atl, Ollin y Rodríguez Lozano, otros son mucho más caprichosos y la influencia original es difícil de detectar.

  • Olinka, o donde? se crea el movimiento
  • Museo Tamayo
  • Dirección: Reforma y Gandhi, Bosque de Chapultepec.
  • Abierto: Martes a domingo de 10 am a 5 pm.
  • Entrada: $19

[email protected]