El Covid-19 no finaliza cuando los síntomas de la enfermedad aguda desaparecen y ello hace vislumbrar a los especialistas que esta pandemia tendrá efectos más prolongados de lo que hasta ahora se ha previsto.

Hay cada vez más estudios médicos publicados en revistas científicas como Nature, Lancet y British Medical Journal sobre las secuelas que están viviendo las personas sobrevivientes de Covid19, particularmente las que fueron hospitalizadas por la enfermedad en forma grave, y esto ya está quedando tipificado como Síndrome de Covid-19 Post Agudo, comúnmente abreviado como Síndrome Post-Covid.

El médico hepatólogo internista Jorge Luis Poo, en entrevista con El Economista, comenta que las secuelas son múltiples y afectan a casi todos los órganos y sistemas del cuerpo, al grado de que pueden ser incapacitantes o fatales.

Está habiendo casos de pacientes que después de meses reingresan al hospital por las secuelas de covid grave y terminan falleciendo. No murieron por la infección pero sí por las secuelas que les dejó.

En un estudio realizado en Reino Unido con seguimiento de 140 días en 47,780 pacientes, se encontró que 14,060 pacientes (cerca del 30%) fueron readmitidos en el hospital, y de ellos murieron después de su alta un total de 5,875 pacientes, es decir más de 1 de cada 10.

“Recientemente se ha demostrado que los pacientes graves de Covid-19 agudo tras haber sido hospitalizados y posteriormente recuperados, continúan manifestando malestares o síntomas de disfunción multiórgano o hasta la muerte, semanas o meses después del alta hospitalaria”, señala el médico Poo.

Comenta que esto representa un riesgo de que las secuelas del Covid-19 agudo duren más que la pandemia y no se manejen correctamente o se haga caso omiso de ello. De ahí que destacó la importancia de capacitar a todos los médicos, sobre todo los médicos generales y familiares que son los de primer contacto que están recibiendo a muchos de los pacientes que fueron atendidos en los hospitales convertidos para atender covid pero que no están dando seguimiento a los pacientes dados de alta.

Al respecto, un grupo especialistas preocupados por esta situación, están convocando al “Conversatorium Efectos del Covid grave y sus repercusiones pulmonares, emocionales y económicas”, que tendrá lugar el 26 de mayo con el objetivo de identificar cuál debe ser el enfoque ideal del abordaje diagnóstico del Síndrome  Post-Covid grave, tanto en la escala individual como en la poblacional. Asimismo, revisar las opciones terapéuticas disponibles y hacia donde deben enfocarse los esfuerzos en adelante.

Por su parte, el especialista en medicina familiar Pedro Peña Santoyo, quien es integrante de la organización del evento, destaca la importancia de prender las alarmas y poner este tema en la discusión pública porque si no hay una preparación adecuada para abordarlo, el problema puede explotar con costos muy elevados para el país en términos de población afectada imposibilitada para laborar y ser productiva.

Conforme los estudios publicados, las secuelas más frecuentes son: fatiga en 31%, síntomas cognitivos, 21%; disnea de nuevo inicio (dificultad para respirar), 16%; lesiones fibrosas, 19% (detectadas con tomografía); y en el caso de los sobrevivientes al Síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA) se están registrando lesiones fibrosas en pulmones en 38.8 por ciento de los casos.

Las secuelas de pacientes que fueron hospitalizados y sobrevivieron al covid grave van desde daño pulmonar, hematológico (relacionado con enfermedades de la sangre), cardiovascular, gastrointestinal y hepatobiliar (relacionado con enfermedad en el hígado y vesícula biliar), dermatológico, endocrino, neuropsiquiátrico y daño renal.

De acuerdo con este enfoque, se considera que las secuelas del covid grave ya deben ser abordadas en conjunto y no en forma separada por cada especialidad, sino como un síndrome, y en ese sentido las autoridades del sector salud tendrían que ir considerando que estos pacientes deberán recibir un tratamiento integral y a largo plazo.