Del 4 al 8 de febrero la Expo Retromobile abre sus puertas en el Puerto de Versalles, París. Reune a una gran colección de autos clásicos que se mantienen como recien salidos de la fábrica y otros no tanto, además de poner en subasta autos de la colección Baillon, como el Maserati A6G 2000 Gran Sport Berlinetta Frua, que espera ser subastado entre 800,000 y 1.2 millones de euros.