En conferencia de prensa, miembros de la Red Nacional Indígena (RNI) manifestaron inconformidad con la proyección del presupuesto 2020 asignado al Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), con 3,562 millones 717,700 pesos, un recorte de 40.5% en comparación con lo asignado en el 2019.

Mencionaron que, de no elevarse el presupuesto asignado a este Instituto encargado de los asuntos en comunidades indígenas, que según estadísticas del Coneval en el año 2018 concentran los más altos índices de pobreza (siete de cada 10 indígenas son pobres y tres de cada 10 son pobres extremos), actuarán buscando un amparo colectivo en contra del presupuesto asignado al INPI, y que la siguiente medida será acudir a tribunales internacionales.

“Hacemos un llamado respetuoso al presidente para que rectifique esta decisión. Exhortamos a la Cámara de Diputados para que reoriente la decisión presidencial que es una regresión histórica”, mencionó Valentina Santiago Ruiz de la región zapoteca de Oaxaca.

Las organizaciones Movimiento de Pueblos, Comunidades y Organizaciones Indígenas, Movimiento Nacional (MPCOIMN), Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), la Asamblea Política Nacional de Mujeres Indígenas (APMI), y la Coordinadora Nacional de Mujeres Indígenas (Conami), entre otras, pidieron que se asigne el máximo histórico aprobado por la Cámara de Diputados para el Ejercicio Fiscal 2015 por la cantidad de 12,129 millones, de acuerdo con el índice inflacionario previsto para el 2020.

Además, pidieron que la Comisión de Pueblos Indígenas de la Cámara de Diputados integre a más tardar el 16 de febrero un grupo de trabajo encargado de dar seguimiento y evaluar el ejercicio del presupuesto comprendido en el anexo 10, “Erogaciones para el desarrollo integral de los pueblos y comunidades indígenas”, como estaba establecido en anteriores presupuestos de egresos, en el que además deben estar presentes una comisión de las organizaciones solicitantes.

La propuesta de presupuesto elimina el Programa de Infraestructura Básica, al no otorgar recurso. “Si sumamos el presupuesto que se encuentra destinado para los tres programas del INPI para población indígena, ubicamos que solamente están presupuestados 2,349 millones 779,994 pesos”, sostuvo Ernestina Ortiz Peña, del Estado de México.

“Lo que implica que de 100% de los recursos planteados para el Proyecto de PEF 2020, a la principal instancia de atención a los pueblos indígenas de nuestro país le correspondería 0.05% del presupuesto total y de la suma de los tres programas destinados para atender a 25 millones de indígenas, de acuerdo a la cifra de Encuesta Intercensal 2015. Le correspondería solamente 0.03%, y esto sin considerar el presupuesto que se debió asignar al pueblo afromexicano, reconocido constitucionalmente el 9 de agosto de este año.

“Existe una violencia institucional, una violencia que no se ve. Las instituciones no generan políticas públicas, y, cuando hablamos de una cuarta transformación, estamos hablando de una inclusión que no se ve reflejada. Es un agravio a los pueblos la manera en la que se está actuando”, detalló Ernestina Ortíz de la Conami.

Finalizó diciendo que no es paternalismo, “como en el discurso se dice apoyo directo, lo que los indígenas buscan con aumento del presupuesto y que tanto daño nos ha hecho”, sino cumplir los objetivos que tiene la asignación de recursos que es el acceso a un nivel mínimo de bienestar.

[email protected]