La cultura como derecho, vinculada a un proceso de reconciliación de la ciudad y de recuperación del espacio público será el eje rector de la próxima Secretaría de Cultura capitalina, que encabezará a partir de septiembre el ahora diputado José Alfonso Suárez del Real.

“Vamos a reconciliar la ciudad a través de la cultura y a vincular la cultura con la vida cotidiana de sus habitantes. Al igual que el país, esta ciudad requiere de una reconciliación. Tengo el encargo de la doctora Claudia Sheinbaum de enfocar los esfuerzos en desarrollar un programa que ponga en el centro a las comunidades, que reconozca las centralidades milenarias que habitan esta ciudad, que permita que las culturas ancestrales vivas, que conviven con las culturas urbanas, tengan su espacio de expresión, que se reconozcan las comunidades”, explica a El Economista el próximo encargado de la política cultural de la capital del país.

La ciudad a la que aspiramos

“Queremos que las comunidades se re-co-noz-can, porque reconocerse es parte fundamental de la reconciliación y de la recuperación del espacio público; que la gente deje de ver a la ciudad como la ciudad del crimen y que reconozca en ella el espacio de la vida a la que aspira”, señala.

Suárez del Real es dueño de una fructífera trayectoria en el ámbito del periodismo, la cultura, la función pública y la tarea legislativa. Ha ganado tres premios nacionales de periodismo, es profundo conocer de la historia de la ciudad, presidió la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados y, como diputado local en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, promovió la Ley de Derechos Culturales de los Habitantes y Visitantes de la Ciudad de México y acompañó, como asesor, el proceso de dictaminación de la Ley General de Cultura y Derechos Culturales del Senado de la República.

Sin embargo, no se esperaba el nombramiento como futuro secretario de Cultura del próximo Gobierno de la Ciudad de México. “No me lo esperaba y me resulta muy grato que mis compañeros del gremio de la cultura me hayan impulsado y que la jefa de Gobierno electa me esté dando la confianza para coordinar las acciones de cultura de su administración, después de haber coordinado su campaña”.

José Alfonso Suárez del Real pertenece a la generación 1968-1971 de la preparatoria del Colegio Madrid, donde fue secretario de Cultura de la Sociedad de Alumnos y desde allí arranca su labor como promotor cultural, defensor del patrimonio cultural y urbano de la ciudad, gestor del Movimiento Pro Dignificación de la Colonia Roma en los años 90, que derivó en diversos movimientos vecinales, lo mismo en la Condesa que en la San Rafael, cuyo propósito era la preservación del patrimonio histórico y urbano de sus colonias.

Cultura comunitaria

Una de las prioridades que se ha planteado para su gestión es la preservación de ese patrimonio cultural y urbano que enriquece a la ciudad y enorgullece a sus habitantes. “Vivimos actualmente una depredación de nuestro derecho a la memoria, de nuestro paisaje histórico y de nuestros horizontes. La cultura es un derecho ejercido por seres humanos y esta ciudad va a cumplir, en el 2025, 700 años de haber sido fundada por los mexicas, pero tenemos que reconocer que tenemos también otras centralidades milenarias, Cuicuilco, por ejemplo, y culturas vivas en Iztapalapa, Tláhuac, Xochimilco, Milpa Alta, Cuajimalpa, conviviendo con culturas urbanas. Entonces, no se trata sólo de sostener el derecho a la memoria sino de fortalecer el derecho a la unidad en común, es decir, el derecho a la comunidad. En ese sentido, se van a priorizar las acciones de cultura comunitaria. Eso es fundamental para la doctora Sheinbaum”, asegura Suárez del Real.

Programa cultural

Actualmente, la Ciudad de México concentra su actividad cultural en las delegaciones Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo, Benito Juárez y Coyoacán. La nueva administración propone romper ese paradigma y ampliar la propuesta cultural a todas las 16 delegaciones, futuras alcaldías, de la capital mexicana.

Se impulsarán 12 grandes festivales, entre ellos uno de danza clásica y contemporánea que abarque a todos los teatros de la ciudad y otro relacionado con ciencia y tecnología, pero no todos se concentrarán en el zócalo capitalino. “Queremos que el centro histórico viaje a las otras centralidades históricas, (figurativamente) que el zócalo vaya a las comunidades y no sólo que la gente venga al zócalo. En el espacio público, se impulsarán festivales de danzón, danza folclórica, baile urbano, talleres literarios, cine, vinculados a las nuevas tecnologías”.

Por lo que respecta al Festival Internacional de la Ciudad de la Ciudad de México, “se va a sostener, pero se le dará un enfoque comunitario”, revela el diputado.

La Secretaría de Cultura de la CDMX tendrá presencia en los 150 centros de innovación y tecnología que propone la nueva jefa de Gobierno en toda la ciudad, donde se desarrollarán actividades artísticas, talleres, cursos de arte, en dialogo con las comunidades, a partir de sus necesidades y a través de ellos se impulsará también el hábito de la lectura y la expresión escrita. Se editará una biblioteca básica de autores y cronistas de la Ciudad de México, desde Fernández de Lizardi hasta Carlos Monsiváis, haciendo énfasis en las nuevas tecnologías. “Finalmente, el libro, el cine, la pintura y la cultura son tecnología”, afirma Suárez del Real.

El futuro secretario destaca el apoyo que ha recibido de la nueva jefa de Gobierno para elevar el presupuesto del sector, de 688 millones de pesos que ejerce actualmente a 1,000 millones de pesos el año próximo, “no para burocracia sino para impulsar actividades con las comunidades”.

[email protected]