Para mis lectores, mando esta receta propiedad de mi suegra, Doña Ángeles de la Concha (q.e.p.d.), y si tienen la paciencia y dedicación para hacerla, les aseguro que van a disfrutar una de las mejores roscas que han probado.

Ingredientes

600 gr. de harina de trigo

250 gr. de mantequilla

150 gr. de azúcar

4 huevos

8 yemas

½ cucharadita de sal

1 cucharada de agua de azahar

250 gr. de frutas cubiertas

30 gr. de levadura sólida

Preparación

Por cada 10 gr. de levadura tome 50 gr. de harina de la que va a emplear para el pan y 3 cucharadas de agua tibia; forme una masita suave disolviendo con los dedos la levadura en la harina con el agua; póngala en un tazón en un lugar caliente hasta que doble su tamaño (unos 10 o 15 minutos).

En una mesa, forme un círculo con la harina cernida y ponga en el centro los demás ingredientes, menos la mitad de la mantequilla y las frutas; mezcle todo y déle golpes hasta que la masa esté suave y tersa; incorpore la otra mitad de la mantequilla y déle más golpes (unos 20 a 30 minutos).

Deposite la masa en un tazón engrasado con mantequilla y úntele por encima más mantequilla; cúbrala con un lienzo y déjela reposar en un lugar tibio por 4 o 5 horas, hasta que infle al doble de su tamaño.

Vuelva a darle más golpes hasta que se desprenda de la mesa formando ojillos; extienda en forma rectangular y esparza las frutas y él o los muñecos; enrolle a lo largo y póngala en un molde de rosca grande y profundo engrasado y enharinado; déjela reposar hasta que aumente al doble su tamaño.

Barnice la superficie superior con yema de huevo batida, teniendo cuidado de no romperla y hornéela en horno a 350ºC por 30 o 40 minutos; déjela enfriar en el molde y sáquela.

Jarabe para la Rosca

Cuando la rosca esté fría, báñela con este jarabe:

Ponga a hervir un litro de agua con ½ kilo de azúcar y cáscaras de limón; cuando esté a punto de miel, se saca y se deja enfriar, agregándole coñac o ron al gusto.

Se adorna con higos, cerezas y azúcar.

jtoledo@eleconomista.com.mx