Al cierre del 2021, el megaproyecto cultural emblemático del sexenio, pese a que ha ejercido más de 50% del presupuesto total original con el que fue anunciado, registra muy pocos avances.

En el 2019 el gobierno federal informó que para el Complejo Cultural Bosque de Chapultepec, destacado como prioritario, se destinarían más de 10,335 millones de pesos a lo largo del sexenio. La primera asignación para el megaproyecto fue durante el ejercicio fiscal 2020, bajo el nombre “Provisiones para el Desarrollo de Infraestructura Cultural”, con 1,668 millones de pesos, es decir 12% del presupuesto concerniente al Ramo 48, Cultura. Para el ejercicio fiscal 2021, el presupuesto para el bosque, pese a las protestas de distintos gremios, creció a 3,508 millones de pesos, un 25% del dinero total para Cultura en el año que está por cerrar. En suma, el monto destinado a Chapultepec hasta ahora asciende a 5,176 millones de pesos, es decir, poco más de 50% del total previsto.

La suma, frente al monto total del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021, parece insignificante, pero si se compara con los 23.8 millones de pesos que invirtió el gobierno federal en las entidades del país a través del programa de de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados (PAICE) 2021, el monto resulta al menos desproporcionado.

En noviembre pasado, la Cámara de Diputados aprobó el PEF 2022, con un monto para Cultura de poco más de 15,028 millones de pesos, de los cuales las obras en el bosque capitalino se llevarán 3,823.5 millones, de nueva cuenta una cuarta parte del total anual para el ramo. Con esta cifra, al cierre del 2022 se habrán inyectado prácticamente 9,000 millones de pesos, 87% del total anticipado para el megaproyecto.

“No será un elefante blanco”

En sus distintas comparecencias a la Cámara de Diputados desde 2019, y pese a los reproches de la oposición en las comisiones de Cultura y Cinematografía y de Radio y Televisión que han señalado al proyecto como un ejercicio de centralismo presupuestal, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, ha prometido que el megaproyecto no será “un elefante blanco” y que se trata de “un proyecto que impacta a toda la nación”, dado que, dijo en 2020, “tiene la posibilidad de darle visibilidad a lo mejor que se desarrolle en la cultura de todo el país”.

En la comparecencia del 24 de noviembre pasado, frente a una nueva legislatura, la manzana de la discordia volvió a ser el bosque. Ahí la funcionaria remarcó que la descentralización de la cultura es una de las acciones primordiales de su gestión y que el proyecto en cuestión es “ante todo, un acto de justicia social”, puesto que, añadió, “los beneficios han impactado a toda la República, posibilitando una descentralización del gasto público”.

Sin embargo en 2021, sumados los recursos que se destinaron para promover la cultura en los estados a través del programa de Apoyo a Instituciones Estatales de Cultura (AIEC), con 33.2 millones de pesos; de programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados (PAICE), con 23.8 mdp; y de Cultura Comunitaria, el programa estrella, con 600 millones de pesos, la cifra queda muy lejana a los 3,508 millones de pesos que se destinaron a Chapultepec en este año.

En abril pasado, el Diario Oficial de la Federación publicó el convenio firmado entre funcionarios de la Secretaría de Cultura federal y la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México para acordar la transferencia por hasta 2,637 millones de pesos de la cartera federal a la capitalina para que las secretarías locales de Medio Ambiente (Sedema) y de Obras y Servicios (Sobse) arrancaran con las grandes obras del bosque.

La integración del Complejo Cultural Bosque de Chapultepec debe estar prácticamente lista antes del año electoral, en 2024. Al menos así se proyecta en el calendario de inversión incluido en los anexos del PEF 2021. Se perfila que los casi 1,336 millones de pesos restantes se entreguen en el PEF 2023.

Pero, ¿cuál es el estatus hasta el momento en las obras anticipadas y a cuánto más o menos ascienden las licitaciones que se echaron a andar este año?

Del Centro de Cultura Ambiental a la Cineteca

Con base en los datos de Compranet, la suma que pudo hacer este diario de las obras en marcha o a punto de comenzar en distintos puntos del Bosque de Chapultepec asciende a por lo menos 667 millones de pesos, sin considerar los gastos por servicios para supervisión de obras y otras labores del megaproyecto. Esta cantidad, aunque aproximada, es aún lejana a los 5,176 millones de pesos que hasta ahora se han entregado en los paquetes económicos. Basta con caminar por el bosque para percatarse de que al menos en la primera y segunda secciones los trabajos son imperceptibles.

No obstante lo anterior, a continuación se citan las obras más destacadas que han sido adjudicadas este año.

Una de las más ambiciosas del megaproyecto, y también de las más cuestionadas, es el desarrollo del Centro de Cultura Ambiental en la segunda sección del bosque, por licitación de la Secretaría de Medio Ambiente capitalina, que incluye la instalación de jardines etnobotánicos, un foro a la orilla del Lago Menor, un muelle flotante y un pabellón ambiental a cubierto, entre otros elementos. La adjudicación de este proyecto se declaró desierta en dos ocasiones hasta que en agosto pasado la Constructora Melare ganó la licitación por un monto de 203.4 millones de pesos, a los cuales se le suman 10 mdp por la elaboración del proyecto ejecutivo a cargo del despacho Erre Q Erre Arquitectura y Urbanismo.

Donde quizás los trabajos van más avanzados es en la Cineteca Nacional, en la cuarta sección, misma que, han dicho las autoridades federales y locales, abrirá algunos espacios durante 2022, pero estará operando al 100% en 2023. Incluso ya se aprobó un licitante para la construcción del estacionamiento y una plaza de acceso a la nueva sede cinematográfica y se proyecta la compra de equipo para dulcerías, restaurantes, cafeterías y terrazas, así como la adquisición de equipo de proyección, audio y video. Esta obra tiene un costo de 135 millones.

La licitación para el servicio integral para el mejoramiento hídrico de las cuatro secciones fue adjudicada a la empresa Construcciones Sarevich por 32.4 millones de pesos. En este proyecto se considera la atención tanto en los cuatro lagos del complejo, uno de ellos, el de la primera sección, con un sistema de circulación que no está en funcionamiento, como en las fuentes, escurrentías y descargas de las dos primeras secciones, todas ellas enclavadas en una cuenca en estado de erosión, a decir de la convocatoria.

Entre otras obras en activo se encuentra el equipamiento de quioscos en la segunda y tercera sección, la rehabilitación de los parques Cri-Cri, Clausell y del Paseo del Conejo, todos en la tercera sección, y la construcción de un biciestacionamiento en el bosque. Asimismo, se realiza una investigación ambiental y de posible contaminación del subsuelo en la cuarta sección.

La Fuente de Tláloc, obra escultórica y pictórica de Diego Rivera, frente al Museo del Cárcamo de Dolores, recibe atención dado que sufrió agrietamientos durante los sismos de 2017. Mientras tanto, los trabajos de remodelación del Museo de Arte Moderno costarán 18.3 millones. La instalación eléctrica e iluminación del Museo del Caracol también se atiende con un costo de 5.5 mdp.

Renovación del Centro Cultural del Bosque

En entrevista con este diario en septiembre pasado, la directora del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), Lucina Jiménez, anticipó una fuerte inversión en el Centro Cultural del Bosque (CCB) para la adecuación de los teatros del complejo y otros proyectos técnicos para su mejoramiento. El CCB, “se había quedado encerrado (cercado por el propio bosque) y vamos a resolver ese encapsulamiento”, dijo entonces la funcionaria.

Desde septiembre pasado iniciaron los trabajos para el cambio integral a un rostro contemporáneo al CCB, su entorno y los teatros El Galeón, El Granero, Julio Castillo, Orientación y De la Danza, así como la Sala Xavier Villaurrutia, la Escuela Nacional de Danza Folklórica y la sustitución de la instalación eléctrica en la sede de la Compañía Nacional de Danza. Todas las obras hasta ahora emprendidas en el CCB ascienden a prácticamente 93 millones de pesos. Estos recursos se pagan vía el INBAL pero forman parte del presupuesto destinado al proyecto prioritario.

Obras más retrasadas

La construcción de la calzada flotante, que correrá de Molino del Rey a la Avenida de los Compositores para interconectar la primera sección del bosque con la segunda, está retrasada, y es improbable que pueda concluirse en el plazo previsto. La licitación para la construcción de la superestructura y obras complementarias en la calzada flotante recién se aprobó en la última semana de noviembre y la convocatoria para la cimentación aún no tiene fallo. Otras de las razones es que el proyecto original era responsabilidad del despacho del arquitecto Benjamín Romano, pero este se retiró en febrero por diferencias de criterios arquitectónicos con Sedena. Más tarde se anunció que el diseño sería del propio Gabriel Orozco y tendría un costo de 187 millones de pesos.

La licitación para el proyecto de interconexión entre el Museo de Antropología e Historia y el Museo Tamayo Arte Contemporáneo, que contempla la atención en varias vías para la atención del espacio natural que comparten ambos museos sobre Paseo de la Reforma, fue declarado desierta y no ha encontrado una propuesta hacia la cual dar el fallo.

La licitación para llevar a cabo la clausura ambiental y rehabilitación del tiradero a cielo abierto en el Panteón Dolores, en la tercera sección, también fue declarada desierta en dos ocasiones este año y no pudo iniciar obras.

El Zoológico de Chapultepec también será completamente rehabilitado, aunque este no ha sido el año del proyecto, las varias licitaciones lanzadas fueron declaradas desiertas. Lo que sí ya está en marcha es la rehabilitación de sus andadores.

La licitación para el levantamiento arquitectónico-topográfico del también tan cuestionado Pabellón Contemporáneo Mexicano también fue declarada desierta y no pudo avanzar obras este año. Dicho pabellón, previsto para la primera sección del bosque, es diseñado por el despacho del Premio Pritzker 1998, Renzo Piano, por invitación de Gabriel Orozco, y financiado por el empresario Agustín Coppel. La secretaria de Cultura federal anunció en octubre pasado que dicho proyecto sería entregado por Piano este mismo mes.

Chapultepec vs. otros megaproyectos

Los más de 10,335 millones de pesos destinados para el proyecto prioritario Bosque de Chapultepec, obligan a hacer comparaciones con otros megaproyectos de las administraciones federales recientes.

Es equiparable con proyectos que también fueron criticados en otros sexenios por la fuerte concentración de recursos. Tal es el caso de la ahora siniestrada Línea 12 del Metro, anunciada con un costo de 17,500 mdp, pero su costo final en 2012, último año de gobierno de Felipe Calderón, ascendió a 26,000 mdp.

Hay otros que, pese a la ambición del mismo, no se comparan en montos tan abultados, como la nueva sede del Senado de la República, misma que se inauguró en 2011 con un costo total de 2,563 mdp, prácticamente mil millones más de lo previsto. En ese mismo sexenio, la tan criticada Estela de Luz tendría una inversión de 393 mdp, pero cerró en la disparada cifra de 1,036 mdp.

La Biblioteca Vasconcelos, inaugurada en mayo de 2006, al final del sexenio de Vicente Fox, tuvo una inversión final de 2,000 mdp, también el doble de lo presupuestado.

Del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAIM), también es necesario hablar. Hasta 2018 su costo se elevó a 285,000 millones de pesos, mismos que con la llegada de la actual administración, fue cancelado definitivamente. El costo por la cancelación se ha elevado hasta ahora a casi los 332,000 millones de pesos, según dio a conocer la Auditoría Superior de la Federación este mismo año.

Con base en los paradigmas anteriores, ¿concluirá el proyecto prioritario del Complejo Cultural Bosque de Chapultepec con más presupuesto del estimado? El tiempo lo dirá.

Las obras más grandes en marcha y su costo estimado:

  • Construcción del Centro de Cultura Ambiental: 203’410,411 pesos
  • Calzada flotante Los Pinos: 186’999,240 pesos
  • Cineteca Nacional Chapultepec: 135’000,182 pesos
  • Mejoramiento hídrico integral: 32’475,000 pesos
  • Proyecto Ejecutivo del Centro de Cultura Ambiental: 10’007,320 pesos
  • Grietas en la Fuente de Tláloc: 7’527,522 pesos
  • Investigación ambiental en cuarta sección: 809,620 pesos
  • Equipamiento de quioscos en segunda y tercera sección: 4’200,001 pesos
  • Rehabilitación de andadores en el Zoológico: 4,939,542 pesos
  • Construcción de biciestacionamiento: 7’300,000 pesos
  • Rehabilitación del Parque Cri-Cri: 68’050,278 pesos
  • Museo de Arte Moderno: 18’301,419 pesos
  • Museo del Caracol: 5,500,000 pesos

Rehabilitaciones en el Centro Cultural del Bosque:

  • Teatro El Galeón: 10’048,236 pesos
  • Teatro El Granero: 8’795,049 pesos
  • Teatro Julio Castillo: 13’183,341 pesos
  • Teatro Orientación: 6’566,033 pesos
  • Teatro de la Danza: 9’666,392 pesos
  • Sala Xavier Villaurrutia: 9’696,173 pesos
  • Escuela Nacional de Danza Folklórica: 12’086,445 pesos
  • Instalación eléctrica Compañía Nacional de Danza: 4’220,935 pesos
  • Trabajos en exteriores, módulos y anexos: 18’639,660 pesos

Otros pendientes:

  • Bodega Nacional de Museos en la cuarta sección